Ingeniería social empleada para robar datos.

Los delincuentes que lanzaron campañas de phishing durante el último trimestre de 2018 emplearon tácticas de ingeniería social en casi uno de cada tres ataques dirigidos, de acuerdo con Positive Technologies.

Un nuevo informe titulado Cybersecurity Threatscape Q4 2018 encontró que en el 48% de los ataques cibernéticos el objetivo del pirata informático era robar datos. Específicamente, los atacantes apuntaban a nombres de usuario y contraseñas en el 28% de los ataques. Además, el informe encontró que el malware se usó en la mitad de esos ataques de robo de datos. Una vez que los actores maliciosos obtuvieron las credenciales robadas, los atacantes las utilizaron para diferentes servicios y sistemas, incluido el correo electrónico corporativo.

Más información

#HablemosDeSeguridad

Vía @infosecurityMag

Ciberseguridad en el puesto de trabajo.

Los empleados son los activos más valiosos de una empresa, ya que hacen aumentar los ingresos, establecen relaciones con los clientes y, evidentemente, ejecutan un papel determinante en el perímetro de seguridad de una compañía.

Sin embargo, es más probable que los ciberdelincuentes consideren a los empleados como una vía menos resistente para acceder a la organización.

Más información
#HablemosDeSeguridad
Vía @Xtremsecure