Informático despedido elimina 23 servidores AWS de su antigua empresa.

Un informático ha sido encarcelado por eliminar 23 servidores de su antigua empresa, después de que fuera despedido por haber tenido un rendimiento muy bajo en las últimas cuatro semanas.

El motivo de su encarcelamiento fue apropiarse de las credenciales de un antiguo compañero, con las que se conectó a las cuentas Amazon Web Services (AWS) de su antigua empresa y eliminó 23 servidores.

En los días siguientes a ser despedido, Needham estuvo ocupado: utilizó unas credenciales robadas para colarse en la cuenta de un antiguo colega (Andy “Speedy” Gonzalez) y comenzó a manipular la configuración de la cuenta. Lo siguiente fue borrar los servidores AWS de Voova.

El resultado para la empresa supuso pérdidas de grandes contratos con empresas del transporte. La Policía dijo que el suceso causó unas pérdidas estimadas de 580,000 euros; la empresa dijo que nunca fue capaz de recuperar los datos borrados.

El CEO de Voova, Mark Bond, admitió en el juzgado que la empresa pudo haber implementado la autenticación de doble factor (2FA), lo que haría mucho más difícil que Needham se hiciera pasar por su antiguo compañero “Speedy” y dañar los servidores. Por supuesto, también pudieron eliminar las cuentas una vez que sus empleados dejan de trabajar en la empresa.

Es muy importante destacar la necesidad de disponer de un plan para cuando los empleados terminan su relación con la empresa que incluya desde el acceso físico a las instalaciones, a hardware como portátiles, teléfonos y acceso remoto a correo, desvió de llamadas o acceso al software y servicios de la empresa.

Más información

#HablemosDeSeguridad

Vía @CyberSEcurityES