Y si hay que empezar de cero… pues se empieza

Conocemos una infinidad de modelos de smartphones, pero ¿todas las generaciones están al día con su uso?

Les cuento que la generación de los nacidos en los años cincuenta del siglo pasado –los también llamados baby boomers– son ahora de las más vulnerables, ya que se enfrentan a retos y amenazas en el ciberespacio sin estar preparadas, lo cual incrementa la posibilidad de que los ciberdelincuentes se aprovechen de su situación.

Platicando con algunos abuelos sobre cómo se sienten con el uso de las nuevas tecnologías, particularmente con los smartphones, algunos me respondieron que aún no se familiarizan con estos “chunches”, que les es muy complicado manipular estos “aparatos” y me trasladaron al pasado compartiéndome cómo realizaban una llamada telefónica, escuchaban música, mandaban cartas y llegaban al buzón, cómo usaban una calculadora para hacer cuentas y ver televisión. Al hacer su comparativa con el uso del teléfono, refieren que sólo marcaban el número –el cual ya conocían de memoria y además hacia trabajar su cerebro– y todo funcionaba, era simple. Ahora ven cómo sus hijos, nietos y algunos bisnietos manipulan un artefacto con un sinfín de funciones: cámara fotográfica, televisión, radio, reloj, calculadora, recados o mensajes y correo que, además, todo cabe en esa pequeña caja llamada smartphone.

Según el 15° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2019, el grupo poblacional con mayor crecimiento es el de personas mayores de 45 años –cerca del 20%–. Asimismo, el no saber utilizar esta herramienta es una característica presente en usuarios de más de 34 años, lo cual implica una barrera. Evidentemente, mientras más edad tienen las personas la brecha es más grande.

Por otro lado, esta generación es una de las principales poblaciones objetivo en la publicidad debido a su poder adquisitivo. Según la Agencia IAB México, el 80% tiene un teléfono móvil del cual 40% son smartphones.

Esto me lleva a la conclusión de que también debemos proteger a nuestros adultos mayores, es decir, que los informemos sobre los riesgos a los que se puedan enfrentar utilizando sus dispositivos móviles. No solamente es cuestión de regalarles un smartphone con teclas grandes o con aplicaciones entretenidas; recordemos que existen amenazas que van desde la ingeniería social hasta la ciberdelincuencia. Así como les enseñamos a darse de alta en alguna red social también debemos concientizarlos de qué exponer en ellas, pues sabemos que a muchos de ellos les encanta tener fotos de sus nietos y compartirlas al mundo, comentar o discutir en algún foro, darse de alta en grupos de redes sociales que no pueden ser seguros e incluso compartir información con desconocidos; visitar algunos sitios web sin saber si son seguros, inscribirse a concursos, platicar con desconocidos en la red, etc.  ¡No demos por hecho que ellos ya lo saben!

Si proteges a tus adultos mayores en el ciberespacio estás aportando a que tengan una calidad de vida. No esperes a que alguien los asuste mediante una llamada o les roben su identidad.

Te dejo algunos consejos para cuidar a nuestros adultos mayores que nos comparte Center for Cyber Safety and Education.

No dejemos a nuestras raíces en manos de exterminadores, recordemos que somos el fruto de un buen cuidado.

Por Lupita Mejía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>