Discusión en el Congreso para legislar sobre el delito de “violencia digital”

Hay varias iniciativas de reforma que se estudian en el Congreso para sancionar las conductas que afecten la integridad, la dignidad, la intimidad, la libertad o la vida privada de las mujeres cuando al usar plataformas de internet, redes sociales, correo electrónico o cualquier otro instrumento digital, se difundan contenidos sin su consentimiento.

Actualmente, avanza una de ellas, aprobada el pasado martes 26 de noviembre por unanimidad en la Cámara de Diputados, conocida como “Ley Olimpia” la cual ha sido propuesta por Olimpia Coral Melo quien fuera víctima de este delito. Cuando Olimpia tenía 18 años, fue difundido en internet, un video donde aparecía teniendo relaciones sexuales y desde entonces, la joven se ha esforzado por que se legisle sobre estas acciones, y se reconozca como un delito contra la intimidad sexual la difusión de contenido íntimo sin consentimiento y el ciberacoso como violencia sexual en internet.

Pues bien, al ser aprobada por la Cámara baja la iniciativa de “Ley Olimpia” que propone reformar el artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida sin Violencia, para adicionar a la fracción VI el DELITO DE VIOLENCIA DIGITAL, se logra un progreso y pasa a la Cámara de Senadores esperando que en aquella cámara también se apruebe.

Adicional a la propuesta de Olimpia, los diputados proponen reformar también el Código Penal para que se aumenten las penas y las sanciones, se tipifique el delito de “violencia digital” y ciberacoso, además de proponer que: “…la empresa de prestación de servicios digitales o informáticos, servidor de internet, red social, administrador o titular de la plataforma digital, medio de comunicación o cualquier otro donde sea publicado o compilado el contenido íntimo no autorizado, retire de inmediato la publicación que se realizó sin consentimiento de la víctima”.

Con esta reforma y la correcta adecuación en la legislación, se busca frenar y castigar la violencia digital hacia las mujeres, sancionando el acoso en redes sociales y la difusión de los llamados “packs” que son las imágenes, videos o audios con contenido sexual sin consentimiento de las víctimas, buscando así que se tenga una vida libre de violencia hacia la mujer.

Por Viridiana Aguijosa

«Imperio Alpha», grupo en Facebook que difunde «packs» sin autorización

En el papel, Imperio Alpha se describe como un club de caballeros altruistas que publica mensajes de ayuda en redes sociales, sin embargo, se ha descubierto que es un grupo privado de Facebook en donde usuarios comparten imágenes de índole sexual y de desnudos de jóvenes mexicanas sin su consentimiento, a pesar de que en Chihuahua, que es la entidad donde se creó, está actividad está tipificada en su Código Penal como un delito, pudiendo sancionarla con penas de hasta 6 meses a 4 años de prisión y 100 a 200 días de multa a quien reciba o comparta imágenes eróticas.

Entre las publicaciones del grupo también circulan «packs» con material fotográfico y videos, de amigas, parejas, ex novias y hasta de familiares, las cuales se encuentran almacenadas en grupos de WhatsApp y carpetas en la nube. Según una investigación de el noticiero En Punto, que se infiltró en este grupo, constató que hay una carpeta llamada Pandora Box y que reúne 931 subcarpetas con nombres ordenados alfabéticamente que además de contener los «packs» también contiene datos personales de sus redes sociales como su perfil de Facebook.

Las autoridades de la entidad, a través de la vocera de Delitos Electrónicos de la Fiscalía, Joselyn Guzmán, señaló que se tiene el caso documentado, además de tener detectados a los administradores.

A pesar de la cantidad de fotografías que existen en dicho grupo, hasta el momento se cuentan con muy pocas denuncias de mujeres que se han percatado que sus imágenes son públicas.

Avanza Ley Olimpia contra violación a la intimidad sexual en Congreso de la Ciudad de México

Con el fin de combatir el acoso sexual y la violación a la intimidad de las mujeres a través de medios digitales, el Congreso de la Ciudad de México aceptó turnar la reforma conocida como la Ley Olimpia, que busca castigar la difusión de contenidos sexuales sin el consentimiento de la víctima.

Con esta Ley, se reformará y tipificará en el artículo 179 bis del Código penal la violación a la intimidad sexual, como un delito acreedor a castigos con pena de cárcel, que va de cuatro a ocho años de prisión y multas de mil a dos mil unidades de cuenta en la Ciudad de México.

Con esta adición, cometerá el delito de violación a la intimidad sexual quien por cualquier medio difunda, exponga, divulgue, almacene, comparta, distribuya, compile, comercie, solicite, haga circular, oferte o publique, o amenace con difundir, imágenes, audios o videos con contenido erótico o sexual, ya sea impreso, grabado o digital, sin el consentimiento de la víctima.

En la Ciudad de México se han detectado al menos 1,409 mercados de explotación digital, los cuales operan desde el año 2017, sobre todo en plataformas como Facebook y Twitter que sin restricciones distribuyen el contenido. La difusión de «packs» es una tendencia alarmante, donde se señala que el 80% del material no cuenta con el consentimiento de la víctima, y en consecuencia se normaliza la llamada “pornovenganza”.

Cabe recordar que esta Ley es llamada así en honor a la activista Olimpia Coral Melo, quien fue víctima de este tipo de incidentes.

Ciberacoso ya se considera como un tipo de violencia en contra de mujeres en Hidalgo

El Congreso del Estado de Hidalgo aprobó por unanimidad que los actos como el acoso, amenazas y la difusión de contenido íntimo a través de plataformas digitales sean considerados un tipo de violencia contra la mujer. Esta iniciativa, junto con otras dos, forman parte de la Ley Olimpia.

El dictamen, que fue aprobado en la sesión de este jueves, reforma las fracciones X y XI del artículo quinto de la Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia del estado de Hidalgo, para que sean considerados como violencia los tipo moral y digital. Los diputados locales avalaron la propuesta de miembros del PRD, PAN, Morena y PT de modificar la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Hidalgo con el fin de que la violencia digital se sume a los tipos existentes como son la psicológica, física, económica, sexual o moral.

La violencia digital es considerada como cualquier acto que se presente a través de las tecnologías de la información y comunicación, plataformas de internet, redes sociales o correo electrónico que atente contra la integridad, dignidad, intimidad, libertad, vida privada de las mujeres y cause daño o sufrimiento psicológico, físico, económico o sexual tanto en el ámbito privado como en el público, así como daño moral a ellas o a su familia.

«Se manifiesta mediante el acosohostigamientoamenazasinsultos, divulgación de información apócrifa, mensajes de odio, difusión sin consentimiento de contenido íntimo, textos, fotografías, videos y/o datos personales u otras impresiones gráficas o sonoras verdaderas o alteradas», detalla el dictamen.

La iniciativa aprobada ayer, que entrará en vigor una vez publicada, busca que sean generados programas de prevención al respecto y forma parte de las al menos tres propuestas que conforman la Ley Olimpia en la entidad, que tienen el objetivo de castigar la violencia digital que afecta principalmente a mujeres y niñas.

SIPINNA alerta por ciberbullying, grooming y sexting en menores de edad

El Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) alertó a los padres de familia con el fin de evitar que sus hijos puedan caer en prácticas como el ciberbullying, grooming y sexting, no sólo desde los monitores de su hogar sino también en dispositivos digitales de amistades o adultos.

El SIPINNA, el cual es un organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación, recalcó que la alfabetización digital es urgente tanto para personas adultas como para niñas y niños, con la finalidad de convertirse en usuarios críticos de los medios digitales.

Eso les expone a situaciones de sexo o pornografía directa y violencia de distintos tipos (ciberacoso, doxing, grooming, sexting, retos y pruebas de amor como manifestación de violencia en noviazgos, entre otros)”, señaló el organismo en redes sociales.

De acuerdo con el Instituto Federal de Comunicaciones (IFT) en su Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2016, los dispositivos que niñas y niños usan para navegar y ver contenidos son: teléfono celular con 61 por ciento, PC o laptop 29 por ciento, tableta 26 por ciento, y TV interactiva 19 por ciento.

Indicó que el cyberbullying es una situación de hostigamiento, abuso y vejación sostenido y repetido a lo largo del tiempo de una persona por parte de un grupo de individuos a través de las redes, chats, foros, correo electrónico, páginas web, blogs o videojuegos.

El doxing, explicó, es la práctica de investigación y publicación de información de una persona, la cual expone datos, opiniones e información privada. “Puede ser un medio para la venganza, pornovenganza, violación de la vida privada, en medios y redes digitales”.

El sistema describió que el grooming es una práctica de acoso que un adulto desarrolla para ganarse la confianza de una niña, niño o adolescente en redes sociales para obtener concesiones sexuales voluntarias o forzadas, por labor de convencimiento o extorsión.

Finalmente, subrayó que el sexting es el envío de mensajes o imágenes sexuales por medio de los teléfonos móviles. Una frase clásica es “manda tu pack a mi kik” (manda tus imágenes sexuales a mi cuenta personal en la mensajería Kik)”.

El blog de SIPINNA también recordó a los padres de familia que existen los retos por Internet que consisten en seguir al pie de la letra las instrucciones de lo que se pide y dejar constancia de su cumplimiento en las redes sociales, como los de “La ballena azul” y “Momo”.

Alertó que, además de vulnerar la seguridad de niñas, niños y adolescentes, todas estas prácticas pueden derivar en depresión, ansiedad, fobia escolar, trastornos de aprendizaje o hasta el suicidio.

Buscan tipificar la ‘pornovenganza’ y el ‘sexting’

La diputada del PRD, Frida Alejandra Esparza, considera prioritario un marco jurídico integral en materia de protección de la privacidad sexual; plantea punto de acuerdo.

Ante el creciente número de víctimas de “pornovenganza y sexting” en México, es necesario que las legislaturas estatales tipifiquen dichos actos en sus respectivos códigos penales, afirmó Frida Alejandra Esparza Márquez, secretaría de la Comisión de Juventud y Diversidad Sexual de la Cámara de Diputados.

En un punto de acuerdo mencionó que el “sexting” se utiliza para referirse al envío de mensajes de contenido erótico o sexual explícito desde un dispositivo móvil, mientras la “pornovenganza” es la difusión de dicho material sin el consentimiento de alguno o varios de los involucrados para exponerla y humillarla.

Refirió que aunque no hay estadísticas actualizadas sobre el número de víctimas afectadas por la “pornovenganza”, datos del Módulo sobre Ciber Acoso (MOCIBA) 2015, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, señalan que al menos nueve millones de mujeres sufrieron algún tipo de violencia digital.

De hecho, alertó, la violencia en espacios digitales es mayor contra las mujeres y las afectaciones van desde lo físico hasta la emocional, pero no sólo para la víctima en cuestión, sino también de sus familiares o conocidos.

La diputada federal mencionó que entre las formas en que se inicia este delito están el robo de información y la aportación voluntaria de la misma por parte de las víctimas, es decir «sexting», en razón del vínculo emocional que mantienen con el sujeto activo del delito, pero sin que ello signifique la autorización para su difusión.

Generalmente, agregó, esta difusión se da por la ruptura de la relación sentimental y se utiliza para atentar contra la privacidad sexual de la víctima, hecho conocido como “pornografía de venganza”.

Indicó que únicamente los códigos penales de los estados de México, San Luis Potosí, Yucatán y Puebla tipifican como delito de acoso sexual a quien grabe, reproduzca, publique, almacene, exponga, envíe o transmita de cualquier forma, imágenes, texto, sonidos o la voz de una persona por cualquier medio sin su consentimiento.

Por ello la perredista consideró importante tener un marco jurídico integral, tanto federal como local, en materia de protección de la privacidad sexual como bien jurídico tutelado de los ciudadanos, así como de las víctimas indirectas, como sus familiares.

La sexualidad, puntualizó, es una parte integral de la personalidad de todo ser humano, por lo que proteger su privacidad debe favorecer al ejercicio de una vida íntima plena.

Fuente: Excelsior

Más información en https://www.excelsior.com.mx/nacional/buscan-tipificar-la-pornovenganza-y-el-sexting/1308610