¿Cuánto tiempo puede estar expuesto un bebé a un smartphone? Nada, según la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió este miércoles sus primeras directrices sobre el tiempo que los niños menores de 5 años deberían pasar frente a una pantalla al día: No es mucho, y nada en absoluto para los que aún no cumplen un año.

La agencia de salud de Naciones Unidas indicó que los menores de 5 años no deberían pasar más de una hora al día viendo pantallas, y mientras menos tiempo, mejor.

Los lineamientos son un tanto similares a las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría. El grupo recomienda que se evite la exposición a pantallas a los menores de 18 meses, salvo en videollamadas. 

Señala que los padres de niños menores de 2 años deben elegir “programación de alta calidad” con valor educativo que pueda ser vista junto a uno de los padres para que les ayuden a sus hijos a entender lo que están viendo.

Algunos grupos señalan que los lineamientos de exposición a pantallas de la OMS no consideran los beneficios potenciales de los medios digitales.

La recomendación de la OMS “se concentra de más en la exposición y no toma en consideración el contenido ni el contexto del uso”, comentó Andrew Przybylski, director de investigación en el Oxford Internet Institute de la Universidad de Oxford. “No todo el tiempo en pantalla es creado de la misma forma”.

El Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil de Gran Bretaña indicó que los datos disponibles no son suficientes para permitirles a los expertos establecer un parámetro del nivel adecuado de tiempo de exposición a pantallas.

“Nuestra investigación ha demostrado que actualmente no hay evidencia que respalde el establecimiento de límites a la exposición a pantallas”, dijo el doctor Max Davie, jefe del Departamento de Mejoramiento de la Salud. “Las restricciones que recomienda la OMS no parecen proporcionales con los daños potenciales”.

La OMS no detalló específicamente el daño potencial causado por exposición excesiva, pero indicó que los lineamientos —que también incluyen recomendaciones de actividad física y horas de sueño— eran necesarios para atender el aumento en los casos de sedentarismo entre la población general.

Destacó que la inactividad física es uno de los principales factores de riesgo de muerte y contribuye al incremento en las tasas de obesidad.

La agencia señaló que los bebés menores a 1 año deben estar boca abajo al menos media hora al día y que los niños mayores deben tener al menos tres horas diarias de actividad física.

Fuente: El Financiero

Más información en: https://elfinanciero.com.mx/tech/cuanto-tiempo-puede-estar-expuesto-un-bebe-a-la-pantalla-de-un-smartphone-nada-segun-la-oms

¿Tu WIFI es seguro?

Wireless Fidelity (Fidelidad Inalámbrica) o comúnmente conocido como Wifi es una tecnología inalámbrica que ofrece el servicio de interconexión a dispositivos electrónicos con capacidad de conectarse entre ellos mismos, o a una red a través de dispositivos con funciones de punto de acceso, como lo son los módems o routers.

Es innegable que esta tecnología nos ofrece comodidad, ya que al no requerirse cables ni infraestructura adicional, el proceso de integración de dispositivos es sumamente fácil, rápido y barato, además, se puede utilizar prácticamente en cualquier lugar, sin embargo, como todo en esta vida también tiene otra arista, las desventajas son:

  • En comparación con conexiones cableadas, es más lento y susceptible a fallas e interferencias.
  • Es incompatible con otras tecnologías inalámbricas, por ejemplo, no se puede conectar con dispositivos Bluetooth.
  • Es susceptible a fallas de conexión derivadas de elementos del entorno físico, es decir, casas, arboles, montañas, etc. 
  • Es considerablemente insegura, por lo que es necesario realizar acciones adicionales para robustecer la seguridad.

En relación a la seguridad, usted debe  ser  consciente  de que se instalará  un dispositivo de comunicación en su domicilio, éstos son conocidos como routers (enrutadores), y se convierten en la principal puerta de acceso a la red de su hogar, y como consecuencia de ello, a todos los dispositivos que se conectan a ella; por esta razón es altamente recomendable involucrarse y aprender algunas tareas básicas sobre configuración de seguridad, la principal, aprender a cambiar nombre y contraseña de su Wifi, ya que las contraseñas definidas de fábrica (por defecto) son inseguras y fácilmente “hackeables”.

Tal vez se está preguntado, ¿y cómo cambió la configuración de seguridad?, a continuación le proporcionamos instrucciones de orden general, es importante mencionar que éstas pueden variar de acuerdo al tipo, marca y modelos de router que esté instalado en su hogar:

  • Lo primero que tenemos que conocer es cuál es la “puerta de enlace predeterminada” (dirección del router a través del cual le permite conectarse a sus dispositivos a internet); ¿cómo saber cuál es su “puerta de enlace predeterminada?: en ambientes Windows, ejecute desde su computadora (que esté conectada a Internet desde su router) una ventana del “símbolo del sistema” o MSDOS y en seguida del símbolo escriba IPCONFIG y oprima la tecla ENTER.

Aparecerá la siguiente información:

En este caso, la dirección IP de la puerta de enlace predeterminada es: “10.0.0.1”

Para ambientes Linux consulte aquí:https://www.sysadmit.com/2018/09/linux-como-saber-gateway-puerta-de-enlace.html)

Para ambientes Android consulte aquí: https://www.testdevelocidad.es/android-2/conocer-la-direccion-ip-la-puerta-enlace-los-dns-smartphone-android/

Para ambientes iOS consulte aquí: https://www.ipadizate.es/2016/05/10/encontrar-direccion-ip-router-iphone-ipad/

  • Abra una página nueva en su navegador de internet (Chrome, Mozilla, Firefox, Edge, el que sea)
  • En la barra del nombre del sitio escriba la dirección IP de la puerta de enlace prederminada, que en nuestro ejemplo es: http://10.0.0.1
  • Introduzca el nombre de usuario y contraseña actual. Si no lo ha cambiado desde que fue instalado inicialmente, esta información se encuentra en el manual o en una pegatina en el router. 

Con lo anterior, entrará en el menú de configuración del router.

Antes de realizar cambios, le recomendamos fuertemente que realice una copia o respaldo de su configuración actual, esto como medida de seguridad en caso de que se presente algún tipo de problema durante el cambio de configuración, regularmente, los routers traen esta opción.

Una vez que se encuentra en la configuración del router busque la opción de configuración avanzada o la opción de administración, o alguna similar en el menú principal (dependerá del modelo y marca del router)

  • Cambie el nombre de la Wifi
  • Cambie su contraseña (utiliza una contraseña fuerte utilizando letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales – consulta nuestro artículo de “Contraseñas seguras”)
  • Verifica el tipo de cifrado, cámbialo por WAP o WAP2, el cual es mucho más seguro.

Otras opciones de seguridad

Si sospecha que su red Wifi ha sido “hackeada” y está siendo utilizada por otras personas, hay algunas opciones que nos ayudarán a resolver esta situación:

  • Descubre los dispositivos conectados – Identifica la sección de DHCP en su router, si el router está siendo utilizado como DHCP aquí encontrarás todos los dispositivos conectados, así como sus direcciones IP y sus direcciones MAC (Control de acceso al medio) – es un identificador único para cada dispositivo -, es como la clave única de registro de población en México para identificar a las personas (CURP), es algo parecido a esto: 

A continuación proporcionamos información acerca de cómo obtener la MAC address de dispositivos más comunes: http://soportedi.uc.cl/2012/11/como-obtener-la-mac-address.html

  • Ocultar el nombre de su red: Esto es útil para evitar que sus vecinos vean su red; el inconveniente es que tendrá que configurar el usuario y contraseña en cada dispositivo que quiera conectar, pues para ellos, la red no es visible.
  • Filtrado MAC. Todos los dispositivos que se conectan a una red tienen una dirección MAC. Si sospecha que alguien ha “hackeado” su router y está utilizando su Wifi, está opción es útil, ya que puede escribir las direcciones MAC de sus dispositivos que podrán conectarse a su router, el único inconveniente, es que cada nuevo dispositivo, por ejemplo de sus invitados, tendrá que configurarlos manualmente en el router.

Seguridad para los pequeños de casa

  • Una opción adicional de seguridad, en los casos en donde existen niños y se desea controlar el tipo de contenido, es la utilización de la opción de “Control parental”, en ésta podrá definir qué sitios web, qué tipo de contenido o palabras desea bloquear. Existen algunos routers de última generación que admiten definición de horarios para su funcionamiento.

Finalmente, es muy importante destacar que ésta es una guía base sobre lo que puede configurar en el router de su hogar, derivado de la gran cantidad de tipos, marcas, modelos y sistemas operativos de estos dispositivos no existe una sola forma de realizar dichos cambios, por ello, le recomendamos ampliamente consultar con su proveedor de servicios sobré como realizar cambios en el router. 

Otra forma de buscar cómo realizarlo, es a través de búsquedas en Internet con el tema de “Cómo configurar opciones de seguridad del Router <marca y modelo de su router>” o con temas de búsqueda parecidos, Internet le enviará artículos y videos sobre cómo realizar los cambios.

Referencias de consulta:

Por Eleazar Cruz

Mandamientos para familias ciberseguras

A continuación, te compartimos tips los cuales estamos seguros que te serán de utilidad para que en tu familia exista una mejor dinámica y conciencia en el uso de los recursos digitales:

1. Predica con el ejemplo, recuerda la premisa más importante y fundamental de todo padre de familia, no puedes exigir algo que tú tampoco haces.

2. Define tiempos y momentos de conexión, dependen de la edad de tus hijos:

a. Si son pequeños menores a 9 años define límites de tiempo de acuerdo con su edad y los lugares para estar en línea en donde puedas monitorearlo.

b. Si son mayores a 9 años, negociar con ellos es la mejor manera de convencimiento.

Asegúrate que se respeten los momentos de convivencia familiar y el momento en que deben desconectarse para descansar.

Te recomendamos que tomes como referencia la definición que hace la AAP – Asociación Americana de Pediatría sobre la edad de los niños y el tiempo máximo que deben pasar conectados a cualquier medio digital.

3. Mantente actualizado, rápidamente surgen nuevas redes sociales y aplicaciones, debes mantenerte informado sobre lo que está usando tu hijo. Si tu hijo usa una aplicación o red social que tu no usas entonces ábrela, úsala y entiende su funcionamiento.

“Recuerda: eres el papá de un hijo digital en la era digital”.

4. Haz una lista de lo que NO quieres. Es más fácil identificar qué es lo que no queremos que suceda, así te será más fácil definir reglas de uso, interacción, publicación, momentos, etc.

5. Platica, la conversación siempre ha sido un eslabón importante en la relación padre – hijo, y en la era digital no es la excepción, promueve que juntos se informen sobre los riesgos y las consecuencias del mal uso de medios digitales, esto los ayudará a estar igualmente concientizados y a minimizar la ocurrencia de problemas.

6. Haz una lista de tus preocupaciones, aun cuando sientas que no dominas el tema tecnológico, busca apoyo de profesionales, infórmate y convierte la preocupación en conocimiento y protección.

7. Pregunta y exige. El segundo lugar en donde nuestros hijos tienen acceso a los medios digitales es el colegio. Pregunta y exige al colegio cómo protegen, controlan y monitorean el acceso que le dan a los alumnos. Por otro lado, es importante preguntar y exigir cómo el colegio protege los sistemas que contienen los datos sensibles de las familias que integran la comunidad educativa.

Desarrollando la conciencia en seguridad

Dentro del lenguaje cotidiano de una persona, es muy posible que la conjunción de las palabras “Conciencia en seguridad” pueda tener varias interpretaciones o no ser del todo clara, dependerá del individuo y de su contexto, entendiendo esta diversidad considero válido hacer un ejercicio de homologación de concepto, iniciemos por conciencia.

¿Qué es conciencia?, según algunas definiciones es el “Conocimiento responsable y personal de una cosa determinada, como un deber o una situación”, también se dice que es el “Conocimiento de un individuo sobre sí mismo, y de su entorno.”

¿Y qué es la seguridad?, se dice que es la “Ausencia de peligro o riesgo”, también se define como la “Sensación de total confianza que se tiene en algo o alguien”, entonces, la inseguridad, es todo lo opuesto.

Expuesto lo anterior, conjuntando ambos términos en el concepto de “Conciencia en seguridad” podríamos decir que es:

La capacidad del individuo para identificar y detectar situaciones seguras y/o peligrosas dentro de su ambiente, y actuar ante ellas, ya sea a través del desarrollo y adopción de procesos, procedimientos, políticas, normas y regulaciones, hasta cambios de hábitos, costumbres y paradigmas.

Dicho esto, ¿Cuál es el objetivo entonces de la conciencia en seguridad?

Sensibilizar, enseñar a detectar y actuar ante posibles riesgos y amenazas, de tal forma que las personas y las organizaciones desarrollen una cultura de seguridad con bases homogéneas sobre cuidado y protección, independientemente del entorno en que se encuentre.

Ahora que ya todos tenemos el mismo concepto, lo siguiente es aplicarlo a un contexto, cualquiera, ya sea en nuestro centro de trabajo, en los lugares públicos como centros comerciales, en nuestra comunidad, la escuela en el caso de nuestros hijos, y por supuesto, en nuestro hogar.

Ahora bien, cómo desarrollar la “Conciencia en seguridad”, para ello debemos considerar los siguientes ambientes, que llamaremos “dominios”: el físico, el cibernético y las personas con las que convivimos.

En el dominio físico debemos considerar todo aquello que pueda implicar un riesgo o una amenaza, incluye todo, desde el hogar hasta los lugares por donde nos desplazamos, hasta aquellos a los que nos dirigimos y permanecemos.

En el dominio cibernético, debemos considerar los riesgos y amenazas en nuestra interacción al estar conectados a internet a través de dispositivos tecnológicos como lo son:  computadoras, servidores, teléfonos, tabletas, electrodomésticos como televisores inteligentes, refrigeradores, cámaras de CCTV, gadgets como Alexa, etc., es decir, cualquier cosa que se conecte a la red.

Y finalmente el dominio de las personas, todo aquello que ponga en riesgo a compañeros de trabajo, clientes, socios, amigos, familia, hijos y a usted mismo, ya sea en el dominio físico como en el cibernético.

Una vez conocido e identificado estos riesgos que amenazan la integridad de las personas en cualquiera de los tres dominios, pensemos cómo podrían presentarse e integrase en todos los aspectos de nuestra vida y lo importante que es considerar la seguridad en los tres.

En nuestros próximos artículos hablaremos de uno de los activos más valiosos de cualquier entidad, la información, y la conjugaremos dentro del concepto de  “Conciencia en seguridad de la Información”.

Por Eleazar Cruz

Contraseñas seguras

¿Qué tienen en común teléfonos inteligentes, cajeros automáticos, e-mail, laptops, computadoras, Ipads, televisores inteligentes, control remoto? Si su respuesta fue ¡Tecnología! Le tenemos una buena noticia, su respuesta es correcta, sin embargo, le tenemos otra noticia, todas requieren tomar medidas de seguridad.

¿Es usted de las personas que se facilita la vida utilizando la misma contraseña para todas sus cuentas y/o dispositivos? Si su respuesta es afirmativa, la buena noticia es que entonces usted es una persona muy práctica, desafortunadamente también hay una mala noticia, ¡usted tiene un problema de seguridad!

Pero antes de continuar, ¿qué es una contraseña?

Según la Real Academia Española (RAE), una contraseña es “Seña secreta que permite el acceso a algo, a alguien o a un grupo de personas antes inaccesible.”, es decir, se trata de un método de autentificación que requiere datos secretos para superar una barrera de seguridad.

Y acerca de su origen

Hay antecedentes que en la época de los grandes imperios ya se utilizaban contraseñas para acceder a ciudades o áreas restringidas, las cuales debían ser mencionadas ante centinelas o guardianes custodiando determinados lugares, si el sujeto decía la contraseña, podía acceder al espacio custodiado, de lo contrario, no se le permitía el paso.

¿Y en la actualidad?

Como respuesta al incremento de amenazas y riesgos sobre la privacidad de las personas, así como al incremento de delitos relacionados con el robo de información actualmente todo está siendo desarrollado para la utilización de contraseñas.

¿Cuáles son los riesgos asociados?

Si no utilizas contraseñas o algún mecanismo de validación en tus dispositivos y/o aplicaciones el riesgo se sintetiza a que prácticamente todos pueden acceder a ellos, y una vez que el intruso ha entrado, prácticamente tendrá el control de absolutamente todo.

Por otro lado, si utiliza la misma contraseña para todas sus cuentas y dispositivos, imagine que alguien roba la base de datos que contiene su contraseña, entonces quien tenga esos datos tendrá acceso a todas tus cuentas, ¡ya pasó en Yahoo! y en muchas organizaciones.

Desafortunadamente hoy en día ya no es suficiente tener una contraseña, es necesario tener una contraseña robusta o fuerte; si usted utiliza secuencias de números o letras, su fecha de cumpleaños, el nombre de alguno de sus familiares, de su mascota, le tenemos una mala noticia, su contraseña puede ser descifrada de manera inmediata solo puede tardar minutos y tal vez algunas horas.

Recomendaciones

  ¿Qué necesita hacer para estar más seguro?  

  •  ¡Usa contraseñas fuertes! Utilizar en su contraseña Símbolos, Números y Letras; una forma fácil y segura de crear tu contraseña es mezclar estos 3 elementos con mayúsculas y minúsculas.
  • ¡Más grande es más fuerte! Le recomendamos usar un mínimo de 12 caracteres en su contraseña; crea una frase clave siguiendo Símbolos, Números y Letras que puedas recordar fácilmente pero que sea difícil de adivinar, por ejemplo: ¡Siempre3stoy5egur0!!
  • Recomendamos no repetir contraseñas para diferentes dispositivos, servicios o cuentas, o en todo caso, crea variantes con pequeños cambios.
  • Protege tus dispositivos móviles con contraseñas seguras, es igual de importante que la protección de tu cuenta bancaria. La mayoría de los dispositivos requieren una contraseña cuando los configuras por primera vez, no dejes para después esta configuración, y asegúrate de que tu código o patrón no se descifre fácilmente en caso de pérdida o robo de tu equipo
  • Cambie periódicamente su contraseña, se recomienda al menos cada 3 meses.
  • La contraseña es personal, es un dato sensible, le recomendable no compartir contraseñas y no proporcionar su contraseña a nadie.
  • Si está disponible en su entorno la doble autenticación, es decir que además de la contraseña debes usar un código o PIN para acceder a tus cuentas, ¡úselo! ejemplo de ello es cuando te envían un e-mail o mensaje de texto con el código o PIN. (Autenticación de múltiples factores)

¡Lo más importante! Conoce y se consciente de los riesgos y amenazas latentes y cómo puedes fortalecer tu seguridad

Aquí te dejamos una dirección para que evalúes si tu contraseña es segura y en cuanto tiempo podría ser descifrada

Referencias de consulta:

Por Eleazar Cruz

Los niños en internet (Primera parte)

Si bien el objetivo del Estado se establece como la consecución del mayor grado de bienestar posible para sus ciudadanos, el de los padres es proveer de los elementos humanos y materiales que coadyuven en un crecimiento integral de los hijos y del grupo familiar, esta tarea no es sencilla.

Para entender y proteger a los niños de nuestro tiempo, es fundamental conocer sus generaciones antecesoras y a partir de ahí, entender sus costumbres, gustos y visiones de cara a su contexto emocionantemente tecnológico.

Iniciaremos con los “Baby boomers”, persona que nacieron durante el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, entre los años 1946 y principios del decenio de 1960, son considerados idealistas y expansionistas de la libertad individual, pues los asociamos con el movimiento por los derechos civiles, la causa feminista en la década de 1970, los derechos de los homosexuales, y de aquellos con capacidades diferentes.

Después llegó la «Generación X», personas nacidas en la década de los 1970, aunque se dice que realmente son los nacidos entre 1965 y1984, si bien el termino se originó para clasificar a los jóvenes británicos, dichas conductas se hicieron homogeneas entre los adolescentes de muchos países, cuestionándose sobre la existencia de Dios y la autoridad,  comenzando a experimentar relaciones sexuales pre-matrimoniales; es a partir de esta generación que se inicia los grandes cambios tecnológicos, desde las televisiones en blanco y negro hasta los dispositivos táctiles más nítidos, y desde el Atari hasta el Playstation.

Los «Millenials» o «Generación Y” son personas nacidas entre el 1976 y el 2001. Esta generación ha experimentado, tal vez más que cualquier otra, el fenómeno en donde ambos padres trabajan y la disolución de la familia, esto ha cambiado su percepción sobre las relaciones familiares. Esta generación tiene una relación íntima con la tecnología.

 Y llegamos a los niños y jóvenes de nuestro tiempo, la llamada «Generación Z”, son personas nacidas entre 1995 y 2015 estamos hablando del 26% de la población mundial, han sido definidas como personas autodidactas, pues mucho de su aprendizaje es vía tutoriales en internet y lo hacen desde dispositivos electrónicos como tablets, así que gran parte de sus actividades escolares son “online”. Al haber nacido en un contexto post 9/11, son combativos ante un mundo difícil, son muy maduros, les gusta la privacidad, son autosuficientes y creativos, también, son conscientes del lugar en donde viven, y son empáticos con el planeta. Otro gran tema es el tecnológico, pues el acceso al ciberespacio les ha dado las herramientas necesarias para encontrar la manera de construir su propio mundo, son fieles seguidores al Marketing Digital ya que navegan en internet como ninguna otra, pasan más de tres horas al día frente a la computadora en actividades no relacionadas con sus labores escolares o trabajos.

Nuestros niños y jóvenes viven conectados a la red, y cada día se liberan nuevos dispositivos y aplicaciones que “faciliten” su experiencia en su desarrollo e integración a su contexto, y la tecnología va por delante.

Esto contrae inherentemente riesgos y peligros, amenazas latentes, y que como padres o sociedad la solución no consiste en prescindir de su uso, sino en primera instancia, estar consciente de ellos establecer reglas claras en todos los contextos posibles, iniciando en casa por parte de los padres, y continuando en lugares públicos y en la escuela por parte del Estado; entonces es fundamental conocer los peligros a los que nuestros niños están expuestos, a continuación compartimos riesgos reales a los que los niños y adolescentes están expuestos:

  • Suplantación de identidad: Una vez que se ha robado la identidad, esta puede ser utilizada por el delincuente en contextos públicos o privados.
  • El ciberacoso: Amenazas, hostigamiento, humillación u otro tipo de molestias realizadas a través de un dispositivo electrónico.
  • El sexting: Envío de mensajes sexuales, eróticos o pornográficos, por medio de teléfonos móviles.
  • El grooming: Conductas y acciones deliberas por un adulto a través de Internet, cuyo objetivo es ganar la confianza y amistad de un menor de edad, creando una conexión emocional para un posterior abuso sexual del menor.
  • Las tecno adicciones: Es el deseo incontrolable de estar conectado a todas horas, y un comportamiento que puede causar malestar y un deterioro en la vida del individuo.
  • Contenidos inapropiados.

Algunos datos relevantes sobre niños y tecnología:

  • Cada año más de un millón de niños caen en redes con contenido pedófilo, según Unicef.
  • En México, 80% de niños y adolescentes tiene acceso a Internet
  • 70% de ellos dijo navegar diariamente en la Red. 60% de los niños de 6 a 9 años de edad la usa a diario.
  • 65% usan videojuegos y el 31% tiene un blog.
  • Casi 9 de cada 10 (88%) está en Facebook, uno de los sitios web que más vistan los niños y adolescentes mexicanos. En 2008 sólo el 7% estaba presente en alguna red social.
  • 50% de los jóvenes tiene un televisor en su habitación.
  • 30% tienen una computadora en su cuarto, mientras que 37% manifiesta que la computadora se ubica en espacios compartidos de su hogar.
  • 3 de cada 4 utiliza plataformas como Wikipedia para ayudarse en sus tareas educativas, algo para lo que sólo 13% dice usar Internet.
  • 5% de los jóvenes mexicanos ingresa (por interés o por error) a contenidos destinados a adultos, como pueden ser páginas de pornografía.
  • 30% de ellos ve televisión o hace otras cosas mientras navega en la Red.
  • 47% de los niños y adolescentes mexicanos tuvo su primer celular entre los 8 y los 10 años.

Recomendaciones

Es innegable el valor de Internet en nuestro mundo, es un elemento omnipresente e indispensable en la vida de nuestros niños y un elemento de aprendizaje, conocimiento y desarrollo.

Ante tal situación, es fundamental:

  • Enseñar a sus hijos qué es la Hulla Digital, pues toda acción que realiza en internet deja un rastro, dejando información sobre qué paginas visita, qué perfiles utiliza, comentarios que realiza, fotos, videos que sube o baja.
  • Los niños deben saber y entender que cuando publican “cualquier cosa” en internet, esa deja de ser suya y se convierte en pública y por lo tanto cualquier persona puede leerla y usarla como mejor le parezca.
  • Otro aspecto fundamental es enseñar e inculcar a los niños valores de respeto e igualdad y que las características de su persona como imagen física, su voz, su nombre forman parte de su identidad como persona.

En la segunda parte de este artículo, le compartiremos una recopilación de recomendaciones que expertos en la materia emiten para prevenir y reducir los riesgos y peligros existentes al conectare a Internet.

Referencias de consulta:

Por Eleazar Cruz

Televisiones Inteligentes (Smart TV)

Hoy, estar conectado es mucho más fácil. Con la llegada del IoT (Internet de las cosas) prácticamente todo es susceptible de conectarse a internet, tu automóvil, cámaras de vigilancia privadas y públicas, hasta los electrodomésticos más comunes en prácticamente todos los hogares. Uno de ellos son los Televisores Inteligentes, o también conocidos como Smart TV.

Actualmente todos los fabricantes cuentan ya con Smart TV, y éstos al poder ser conectados a Internet, prácticamente heredan los riesgos y peligros de cualquier dispositivo conectado; las vulnerabilidades en sus sistemas permiten a un atacante:

  • Tomar el control de la cámara del Smart TV para espiar a los televidentes ya sea a través de su imagen o a través del audio.
  • Conseguir credenciales de usuario local, datos almacenados del usuario, el historial de búsqueda, caché, cookies, la contraseña inalámbrica, entre otros.
  • Y en términos simples y sencillos, controlar absolutamente todas sus funciones del Smart TV a través de Internet.

Es importante comentar que los televidentes nunca se darán cuenta de que su Smart TV ha sido Hackeado y por lo tanto están siendo espiados, ya que todo ocurre en segundo plano.

Pero, no todo está perdido, afortunadamente a partir de múltiples factores que han presionado a los fabricantes, estos continúan desarrollando mejoras a los sistemas operativos de sus dispositivos, sin embargo, no podemos dejar todo en sus manos, aquí te dejamos algunas recomendaciones si ya cuentas con un Smart TV:

  • Consulta las actualizaciones del software realizadas por el fabricante.
  • Verifique que tu televisor este configurado para actualizarse en línea.
  • Verifique que tu televisor ha sido actualizado, visite la página de web del fabricante y siga las instrucciones.

Si está pensando en adquirir un nuevo Smart TV:

  • Asegúrese que el fabricante cuenta con reconocimiento público sobre sus esfuerzos en brindar dispositivos más seguros.
  • Que cuenta con un sitio web donde puedas revisar los puntos de la sección anterior.

Existen muchas opciones de fabricantes de Smart TV, modelos, versiones, tamaños y colores, sin embargo, lo más importante es que usted como usuario de este tipo de dispositivos sea consciente de los riesgos y peligros a los que está expuesto y actúe ante ello.

En nuestra sección de guías podrás encontrar procedimientos para revisar y configurar algunas de las recomendaciones.

Referencias de consulta:

Por Eleazar Cruz