Recomendaciones para instituciones educativas

Parte 1

Hoy en día la educación continúa evolucionando gracias a los avances tecnológicos. Estos permiten que los alumnos interactúen con plataformas tecnológicas que proporcionan un aprendizaje interactivo y lúdico de conceptos, teorías y nuevas formas de solucionar problemas y entender el mundo.

Internet: su uso en instituciones educativas se ha vuelto fundamental. Las enciclopedias y bibliotecas físicas que se utilizaban en investigaciones para cumplir con una tarea o como método de estudio para un examen quedaron atrás. Internet se ha convertido en la biblioteca digital más completa (tanto de información cierta como falsa).

Cuando una institución educativa decide introducir plataformas digitales como habilitadores de métodos educativos, es importante que tomen en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Establecer su política de uso de internet
  • Establecer responsabilidades, compromisos y sanciones
  • Implementar controles que permitan filtrar y bloquear contenido no apto o autorizado para la comunidad educativa
  • Implementar sesiones de educación (Civismo digital) y concienciación sobre las amenazas y peligros del internet

Es importante que la institución educativa se asegure de tener las respuestas a las siguientes preguntas:

Si se comete un crimen como los siguientes a través de alguna de sus plataformas digitales, ¿la institución educativa sabe cómo reaccionar?

  • Una extorsión
  • Un fraude
  • Ataques cibernéticos a otras entidades
  • Conspiraciones
  • Robo de información
  • Aprovechamiento de recursos tecnológicos de otra entidad
  • Etc.

Si un miembro de su comunidad realiza alguna de las siguientes acciones, ¿la institución educativa sabe cuáles son sus obligaciones legales?

  • Suplantar la identidad de un compañero
  • Traficar con información del colegio
  • Conspirar con otros miembros para cometer un acto ilícito

Si la comunidad educativa fuera víctima de alguna de las siguientes situaciones, ¿sabe cómo responder?

  • Robo de datos personales de miembros de su comunidad
  • Extorsión a través del secuestro de su información y de la imposibilidad de continuar con sus actividades en sus plataformas digitales
  • Uso de la plataforma tecnológica para la minería de datos, ya sea a través de miembros de su comunidad o personas ajenas a esta

¿Cuenta con políticas de uso de las Plataformas de colaboración?

Estas plataformas ampliamente manejadas en el ámbito profesional son también utilizadas para que los estudiantes trabajen de manera colaborativa, sin embargo, estas a su vez podrían prestarse para:

  • Agredir
  • Humillar
  • Compartir información ofensiva
  • Compartir información no relacionada con el ambiente y objetivos escolares
  • Suplantación de identidad

Al seleccionar las plataformas de colaboración, es importante que la institución educativa revise no sólo las funcionalidades tecnológicas, sino también temas de seguridad como:

  • Los controles y el compromiso del proveedor y fabricante con respecto a la protección de información que se almacenará, procesará y/o transmitirá desde su plataforma.
  • Líneas de acción y sanciones en caso de que el proveedor de la plataforma sea víctima de un robo de información que comprometa a la institución educativa.

Redes sociales: hoy en día uno de los medios de comunicación más utilizado son las diversas plataformas de redes sociales, ya sean propias de la institución o las redes privadas de cada integrante de la comunidad educativa. Por este motivo es importante establecer reglas sobre su uso, publicación, actuación, etc. Por ejemplo, se debe normar qué información SI y qué información NO puede publicarse:

  • Resguardar la información personal de los miembros de la comunidad
  • Evitar comentarios relacionados con temas controversiales como religión, política, etc.  utilizando el nombre de la institución educativa
  • Evitar mensajes inapropiados entre miembros de la misma comunidad
  • Evitar publicar posturas sobre temas públicos en nombre de la comunidad

En nuestra siguiente publicación encontrarás las recomendaciones que Escuelas Ciberseguras brinda a tu institución educativa...

Por Ana Cecilia Pérez

4 Consejos para compartir con los niños para la seguridad de sus dispositivos

Nuestros amigos del Center for Cyber Safety and Education nos comparten esta publicación donde nos recomiendan cómo deben protegerse a nuestros hijos en el ciberespacio.

Las vacaciones están terminando y sus hijos adoran sus nuevos juguetes y dispositivos favoritos conectados a Internet. Seguramente Usted ha cambiado la contraseña predeterminada en los juguetes y dispositivos de alta tecnología que tienen Bluetooth o Wi-Fi. Ha verificado la sugerencia de edad y las capacidades de conectividad y ha comprado en consecuencia. Es probable que haya seguido adelante y configurado cuentas no administrativas para que sus hijos no puedan cambiar la configuración o descargar o instalar aplicaciones sin su consentimiento. Todos estos son excelentes consejos y absolutamente vitales para regalar dispositivos conectados a Internet que esperamos que haya seguido con nosotros durante todo el año. Pero esto es solo la mitad de la batalla. A medida que los niños reciben dispositivos que tienen acceso al mundo exterior, es importante recordarles algunos consejos clave para asegurarse de que se mantengan seguros en línea.

Los dispositivos van y vienen, pero el conocimiento y la conciencia de ciberseguridad duran toda la vida. Comparta estos 4 consejos con sus hijos para que comiencen con el pie derecho con sus dispositivos nuevos (o existentes) conectados a Internet.

  1. Recuerde a sus hijos que no compartan ninguna información personal, como su dirección, número de teléfono o dirección de correo electrónico. Los depredadores escanean esa información y la usan para rastrear los movimientos de los niños e intentan conectarse con ellos.
  2. Recuerde a sus hijos que denuncien cualquier incidente de ciberacoso y que traten a los demás de la forma en que les gustaría ser tratados. Las vacaciones pueden ser un momento difícil para algunas familias, y los niños pueden recurrir a las redes sociales para expresar sus sentimientos. Esté atento a las señales de que su hijo está siendo intimidado.
  3. Asegúrese de que sus hijos solo sepan conectarse a redes Wi-Fi confiables y evitar iniciar sesión en cuentas confidenciales como el correo electrónico o las redes sociales cuando están lejos de una red segura.
  4. Con tantas fotos preciosas de familiares y amigos tomadas durante la temporada, recuerde a los niños que no publiquen fotos de amigos sin su permiso. Todos merecen el derecho de tomar sus propias decisiones sobre su privacidad.

Con suerte, recordó incluir materiales de seguridad en línea con su obsequio, como actividades y cómics con Garfield y sus amigos. Si te olvidaste, ciertamente no es demasiado tarde. ¡Permítanos ayudarlo a enseñar a sus hijos cómo estar seguros en línea en un increíble especial para comenzar! Si requieres información para materiales en México, por favor ¡contáctanos¡ En la parte superior de la página podrá encontrar varios canales de comunicación con Familias Ciberseguras.

Ha sido un año INCREÍBLE en el Centro , y esperamos que continúen siguiéndonos durante todo el Año Nuevo. Denos Me gusta en Facebook , Twitter e Instagram . Comparte nuestras publicaciones y participa en la conversación . De parte de todos nosotros en el Centro, ¡Feliz Año Nuevo!

Cuando un estudiante quebranta la línea de la información confidencial de la escuela

A lo largo de mi labor como docente me he topado con muchos cambios en los aspectos tecnológicos. Al ver interactuar a mis alumnos con la tecnología, me doy cuenta de que son por completo “niños digitales”, ya que a la mayoría les encanta investigar miles de cosas en el mundo del internet y es que, como es un mundo sin candados, pueden navegar accediendo de manera libre a todo tipo de información que va desde una simple imagen, videos, contenidos hasta tutoriales para realizar cualquier cosa que ni te imaginabas; y es ahí donde quiero hacer una pausa. Las herramientas tecnológicas pueden ser un arma de dos filos si no se emplean correctamente. Muchos de mis alumnos se han quejado de ciberacoso, de ciberbullying, de grooming y hasta de robo de identidad porque alguien clonó sus cuentas y manchó su reputación digital. Esto es común en las escuelas, ya que muchos niños, niñas y adolescentes se sienten empoderados detrás de una computadora y se sienten capaces de intimidar a otro compañero.

Sabemos que la gran mayoría de las escuelas ya están utilizando las plataformas digitales; en primera instancia, para resguardar información confidencial de índole personal de alumnos e incluso, de las familias, con la finalidad de tener una mejor comunicación con la comunidad educativa. Como parte de esta herramienta de trabajo se asignan a los alumnos cuentas de usuario y contraseñas con el fin de interactuar sobre temas relacionados con trabajos escolares, eventos y tareas. Pero, ¿qué pasa cuando algún estudiante quebranta esa delgada línea del respeto de la información de otro usuario y llega a hackear la cuenta de alguno de sus amigos o compañeros de clase? ¿Tiene la escuela los candados necesarios? ¿Cómo los instruye en el uso adecuado de sus plataformas? ¿Cómo detectan la raíz del incidente? Es una responsabilidad muy importante porque estamos hablando del manejo de información privada, que en cualquier momento puede ser vulnerable y de que alguien más pueda usurpar identidades o modificar información que mancharía la huella digital de uno o más usuarios.

Prácticamente, la tecnología y sus herramientas siempre están a la vuelta de la esquina y nosotros como docentes debemos concientizar a nuestros alumnos a que las usen de manera responsable y segura, y hacerles ver también que cualquier acción afectará su historial digital y conductual, y es ahí donde ellos deben hacerse responsables de sus actos. No dejemos de lado el seguir infundiendo valores, créeme que por más avanzada que esté la tecnología, si un alumno cuenta con valores desde casa tendrá la capacidad de diferenciar lo correcto de lo incorrecto y de actuar en consecuencia, aunque nadie lo esté observando.

Consejos prácticos:

  • Si tu alumno es víctima de “ciberacoso” escolar, escúchalo y canalízalo con las autoridades y especialistas pertinentes.
  • Indícale que las contraseñas son únicas y que no se comparten ni con el mejor amigo.
  • Supervisa dentro de tu área que ocupen la plataforma digital correctamente.
  • Comunica a los padres de familia que sigan fomentado en casa el uso responsable de dispositivos que manejen sus hijos.
  • Comunica a tus alumnos que nadie los puede amenazar, acosar o extorsionar físicamente ni de manera digital; tienen que reportarlo.
  • Observa si tu alumno tiene algún cambio de comportamiento o si se aísla de los demás; acércate y platica con él.
  • Fomenta el respeto físico y digital.

Mantengamos un clima escolar libre de ciberviolencia fomentando el respeto digital.

Por Lupita Mejía

SIPINNA alerta por ciberbullying, grooming y sexting en menores de edad

El Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) alertó a los padres de familia con el fin de evitar que sus hijos puedan caer en prácticas como el ciberbullying, grooming y sexting, no sólo desde los monitores de su hogar sino también en dispositivos digitales de amistades o adultos.

El SIPINNA, el cual es un organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación, recalcó que la alfabetización digital es urgente tanto para personas adultas como para niñas y niños, con la finalidad de convertirse en usuarios críticos de los medios digitales.

Eso les expone a situaciones de sexo o pornografía directa y violencia de distintos tipos (ciberacoso, doxing, grooming, sexting, retos y pruebas de amor como manifestación de violencia en noviazgos, entre otros)”, señaló el organismo en redes sociales.

De acuerdo con el Instituto Federal de Comunicaciones (IFT) en su Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2016, los dispositivos que niñas y niños usan para navegar y ver contenidos son: teléfono celular con 61 por ciento, PC o laptop 29 por ciento, tableta 26 por ciento, y TV interactiva 19 por ciento.

Indicó que el cyberbullying es una situación de hostigamiento, abuso y vejación sostenido y repetido a lo largo del tiempo de una persona por parte de un grupo de individuos a través de las redes, chats, foros, correo electrónico, páginas web, blogs o videojuegos.

El doxing, explicó, es la práctica de investigación y publicación de información de una persona, la cual expone datos, opiniones e información privada. “Puede ser un medio para la venganza, pornovenganza, violación de la vida privada, en medios y redes digitales”.

El sistema describió que el grooming es una práctica de acoso que un adulto desarrolla para ganarse la confianza de una niña, niño o adolescente en redes sociales para obtener concesiones sexuales voluntarias o forzadas, por labor de convencimiento o extorsión.

Finalmente, subrayó que el sexting es el envío de mensajes o imágenes sexuales por medio de los teléfonos móviles. Una frase clásica es “manda tu pack a mi kik” (manda tus imágenes sexuales a mi cuenta personal en la mensajería Kik)”.

El blog de SIPINNA también recordó a los padres de familia que existen los retos por Internet que consisten en seguir al pie de la letra las instrucciones de lo que se pide y dejar constancia de su cumplimiento en las redes sociales, como los de “La ballena azul” y “Momo”.

Alertó que, además de vulnerar la seguridad de niñas, niños y adolescentes, todas estas prácticas pueden derivar en depresión, ansiedad, fobia escolar, trastornos de aprendizaje o hasta el suicidio.

¿Qué pasa con YouTube y los videos engañosos para niños?

El portal de Expansión ha publicado un articulo muy interesante relacionado con los mecanismos a través de los cuales se engaña a los niños e incita a la violencia.

Expansión señala que tanto en YouTube como en YouTube Kids, que es la plataforma del gigante tecnológico para los menores de 13 años, hay millones de videos con canciones infantiles, juguetes y caricaturas populares donde los creadores de contenido identifican una oportunidad para posicionar videos con violencia, promoción del suicidio y bullying.

Según el portal, el escritor James Bridle asegura que estos grupos usan personajes populares animados de películas o caricaturas para hacer “otras versiones”, así como de canciones populares como Baby Shark Finger family modificando la letra. 

Se han detectado videos que utilizan nombres sin sentido en sus títulos pero con palabras populares con el fin de perderse entre los miles de contenidos de este tipo, lo que provoca un buen posicionamiento gracias al algoritmo de YouTube que los vuelve recomendables. Además, el contenido de YouTube Kids se extrae directamente de la plataforma principal de Youtube, a través de dichos algoritmos.

Esta situación no es desconocida por la compañía. En 2017, el personaje más usado para este tipo de videos era Peppa Pig y en ellos se promovía la violencia, el miedo y el suicidio. Un video de la popular cerdita mostraba a los personajes comiendo pasteles con cocaína y llegó a tener más de 1 millón de visitas antes de ser eliminado de la plataforma. Lamentable.

Ese mismo año, la plataforma eliminó 150,000 videos de niños con comentarios pedófilos y con contenido inapropiado para menores. Para 2018, Google y YouTube notificaron sus medidas para tratar de erradicar el problema y tan solo en un trimestre borraron más de 8 millones de videos y detectaron canales que promocionaban estos contenidos inadecuados.

El reto de YouTube y Google es grande para evitar que cada día se suban miles de contenidos de este tipo. Los videos no están tan escondidos, tienen miles de reproducciones y usan personajes como Hulk, Elsa y Paw Patrol para pasar desapercibidos. Y es que los canales para niños no son pocos y, aunque no todo el contenido para ellos es así, es difícil que se pueda revisar todo lo que está en la plataforma.

Por ello, es sumamente importante que los padres supervisen el contenido que visualizan sus hijos en estas plataformas.

Ciberacoso creciente en juegos en línea

La Asociación de Antidifamación (ADL o Anti-Defamation League), publicó un informe que tiene como finalidad explorar las interacciones sociales y las experiencias de los jugadores de videojuegos en Estados Unidos, detallando sus actitudes y comportamientos en un espacio social en rápido crecimiento.

Sin duda la industria de videojuegos está en bonanza, sin embargo los comportamientos agresivos en línea y los impactos en la invasión de la privacidad de los usuarios es una preocupación latente en la comunidad de jugadores.

En el informe se destaca que la comunidad de usuarios de videojuegos enfrenta situaciones de ciberacoso que cada vez son más críticas. La asociación señala que el 75% de los usuarios padecen de abusos verbales e intimidación a través de los juegos online. Se destaca también que los comportamientos agresivos mostrados en el «mundo virtual» se reflejan en conductas antisociales en el día a día en el 23% de los jugadores, así como un sentimiento persistente de aislamiento para otro 15%, llegando incluso a derivar en pensamientos depresivos o suicidas.

El informe señala que 65% de los jugadores han sufrido «acoso online severo», y un 29% de los jugadores dice que en algún momento, un extraño ha publicado información privada sobre ellos mientras jugaban online.

El 75% de los asiduos jugadores de League of Legends (LoL), Dota 2, Overwatch, Counter-Strike: Global Offensive (CS:GO) o Playerunknown’s Battlegrounds (PUBG), incumple las normativas sociales.

Algunas de las propuestas de solución que se ponen sobre la mesa es establecer que los objetivos de acoso en los juegos en línea deberían tener más recursos legales para buscar justicia contra los perpetradores por los daños reales causados por estos incidentes. Por otro lado, se propone el desarrollo de herramientas de moderación de contenido para el chat de voz en el juego.

Protocolos para prevenir ciberacoso

A través de la diputada del PAN, Lizbeth Mata Lozano, la Comisión Permanente del Congreso exhortó a la Secretaría de Educación Pública a establecer protocolos de actuación con el fin de prevenir el ciberacoso y ciberbullying en las instituciones educativas. El llamado es derivado de estadísticas brindadas por INEGI que señalan que los grupos más afectados de este delito son los jóvenes de entre 12 y 29 años, siendo las escuelas el medio donde se desencadena en mayor medida este comportamiento.

La legisladora señaló que de acuerdo al INEGI las víctimas de acoso por la vía digital pueden recibir las siguientes prácticas: ser agredidos e insultados a través de sus redes sociales, suplantación de identidad, recibir contenido ilegal e incluso pueden ser obligados a proporcionar sus datos personales.

La diputada urgió poner en marcha campañas para revertir ese delito, y así garantizar que niños y adolescentes tengan un acceso seguro a las nuevas tecnologías.

Se retiran 190 sitios de la web por delitos en internet en la Ciudad de México

Según el Diario El Heraldo de México, en la capital del país, la Policía Cibernética ha atendido 8 mil 800 llamadas telefónicas y 8 mil correos electrónicos en lo que va del año. Esta unidad de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, realiza el monitoreo y patrullaje en redes sociales e Internet. Los delitos que se llevan registrados en 2019 son mil 900 casos de acoso y amenazas; mil 300 por fraude; 400 por delitos contra menores y otros 300 por suplantación de identidad.

Esta situación detonó que se retiraran 190 páginas de Internet por distintos motivos, que van desde el fraude hasta el contenido inadecuado.

Con el fin de generar conciencia sobre amenazas en el ciberespacio, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) se encuentra impartiendo pláticas preventivas en escuelas para prevenir incidentes que se dan a través de Internet. En estas charlas, se dan a conocer las funciones y trabajos de la oficina de Ciberdelincuencia, iniciados el 3 de abril del año 2013. Estas pláticas son dirigidas también para empresas y público general de manera gratuita.

La Policía de Ciberdelincuencia Preventiva de la Ciudad de México pone a tu disposición la siguiente información para presentar denuncias:

  • Teléfono.- 5242-5100 ext. 5086.
  • Email.- policia.cibernetica@ssp.df.gob.mx.
  • Twitter.- @UCS_CDMX #CiberneticaCDMX.

Instagram en contra de comentarios ofensivos lanza nuevas funciones

Instagram anunció sus nuevas funciones para frenar el ciberacoso, así como los comentarios ofensivos en su plataforma. Su solución se presenta en forma de comentarios marcados con inteligencia artificial y la capacidad de los usuarios de restringir las cuentas para que no puedan comentar sus publicaciones; los usuarios serán advertidos al publicar comentarios humillantes.

La nueva función llamada «restrict» («restringir»), que aun está en evaluación, permitirá que las publicaciones de una persona infractora sean visibles solo para ella.

«Es nuestra responsabilidad crear un entorno seguro en Instagram», dijo en un comunicado Adam Mosseri, jefe de esta red social propiedad de Facebook. «Esta ha sido una prioridad importante para nosotros durante un tiempo, y seguimos invirtiendo para comprender mejor y abordar este problema», señaló. «Las personas restringidas no podrán ver cuándo estás activo en Instagram o cuándo has leído sus mensajes».

«Desde las primeras pruebas de esta función, hemos encontrado que alienta a algunas personas a deshacer su comentario y a compartir algo menos perjudicial una vez que tienen oportunidad de reflexionar», indicó el directivo.

Esta iniciativa de Instagram quiere conseguir frenar el ciberacoso en las redes sociales para hacer frente a los comentarios negativos y a conductas abusivas que pueden ser especialmente dañinas para usuarios jóvenes.

Redes sociales: cuando compartir es humillar

Las plataformas sociales generan un eco infinito. En ocasiones, conducen a una deshumanización del otro. Necesitamos formación para usarlas sin dañar y para no cometer, sin darnos cuenta, un delito.

Con información de El País

El youtuber que hace dos años entregó una galleta rellena de dentífrico a un mendigo en Barcelona, grabó la escena y la subió a la web sabría que estaba cometiendo un delito contra la integridad moral si hubiese intuido que en el mundo virtual rigen los mismos derechos y obligaciones que en el entorno físico. Humilló y vejó a una persona vulnerable. Y para agravar la situación lo difundió masivamente a través de su propio canal de YouTube. Hace dos semanas, fue condenado a 15 meses de cárcel. Las redes sociales no son una simple e inocente tertulia de un bar. Tienen un eco infinito y, a menudo, distorsionan y corroen la convivencia.

Más información en El País