¿Leíste las «letras chiquitas» de la política de privacidad de tu aplicación de fitness?

El sitio de noticias The Verge ha publicado un artículo muy interesante y relevante para proteger nuestra privacidad al utilizar aplicaciones de fitness.

Para nadie es un secreto que el gran éxito que tienen estas aplicaciones es brindarle a los usuarios la capacidad de compartir sus entrenamientos con sus amigos y alentarse mutuamente, sin embargo, cuando se trata de compartir esta información con el desarrollador de la aplicación o de algún tercero anónimo, la situación sin duda cambia. Por ello hay que leer las «letras chiquitas».

La cantidad de datos que son compartidos, y las personas y organizaciones a las que se les hace llegar, es información que generalmente se establece en la política de privacidad de las aplicaciones, y que la mayoría de las personas aceptan (y no se molestan en leer) cuando las instalan. Para saber exactamente lo que se está aceptando, es muy importante echar un vistazo a las políticas de privacidad de algunas aplicaciones populares de fitness. Algunos son buenos. Algunos son alarmantes. Para muchos de ellos, puedes existir aspectos de las que desearías optar seleccionar manualmente si deseas proteger tu privacidad.

El portal destaca que si un usuario vincula su cuenta de estado físico con su cuenta de Google o Facebook para iniciar sesión, le está dando a la empresa acceso a su lista de contactos y actividad social. Es posible que no quieras hacer eso.

Por otro lado, la mayoría de las aplicaciones buscarán usar las funciones de seguimiento de anuncios nativas de tu plataforma. Puedes desactivarlos de la siguiente manera:

  • En un iPhone, vaya a «Configuración»> «General»> «Privacidad»> «Publicidad»> «Limitar seguimiento de anuncios»
  • En Android 9, vaya a «Configuración»> «Google»> «Anuncios»> «Desactivar la personalización de anuncios»

Para validar cómo controlar en mayor medida tu información y la manera en que la compartes a través de las aplicaciones de fitness más populares, accede al artículo aquí.

La app de la liga española de fútbol espía a sus fans

La aplicación de la Liga de Fútbol Española que se utiliza para realizar un seguimiento de los juegos y estadísticas, espía a los fanáticos con el fin de encontrar bares que transmiten ilegalmente sus juegos. La aplicación que utiliza una tecnología similar a la de Shazam, escucha con el micrófono las transmisiones y luego utiliza la geolocalización para averiguar dónde está el smartphone.

La agencia española de protección de datos afirma que ha ordenado a La Liga que elimine esta práctica antes del 30 de junio, ya que los términos de servicio, que nadie lee, no están claros.

La liga planea apelar la sanción, alegando que la agencia no entiende completamente la tecnología de la aplicación.

La importancia de leer los avisos de privacidad

El 27 de Abril de 2010, el Congreso de la Unión aprobó la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares, misma que fue publicada el 05 de julio de ese mismo año, teniendo como justificación y emblema que “el derecho a la privacidad es uno de los derechos humanos esenciales que dan contenido y substancia a la dignidad humana.”

Esto nos lleva a preguntarnos, ¿Qué tanto nos preocupa y defendemos ese derecho? En la actualidad existen adelantos tecnológicos que permiten acumular, recibir, recabar, almacenar y distribuir un sinfín de información que contiene datos sensibles y que podrían poner en riesgo la vida, la dignidad, la imagen, la reputación y la seguridad, entre otros, de cualquier persona, pues esta información puede ser almacenada en espacios muy reducidos y romper las fronteras del tiempo para darse a conocer en segundos a todo el mundo –literalmente-. Antes, este derecho humano a la privacidad se encontraba defendido, de alguna manera, por el tiempo y el espacio, pero las épocas avanzan y con ellas las tecnologías de la información.

Por tal motivo resulta relevante, tomar conciencia de ello y leer cada uno de los avisos de privacidad que tanto particulares, como entidades gubernamentales están obligadas por Ley a dar conocer y a publicar, para ejercer, en lo individual, esa defensa a nuestra privacidad y al uso de nuestros datos personales.

Los avisos de privacidad no son otra cosa, sino instrumentos con que deben contar quienes prestan servicios, comercializan productos, buscan fines publicitarios o relaciones de trabajo, entre otros supuestos, y que deben dar a conocer a los particulares, con la finalidad de dar certeza de que no se trata de medios engañosos o fraudulentos. Estos avisos de privacidad deben especificar:  quiénes y en qué condiciones tratarán los datos personales que entreguen y qué pueden o no hacer con ellos, debiendo apegarse a utilizarlos como ahí lo establezcan y en estricto respeto a los derechos del interesado, siendo indispensable contar con la manifestación de la voluntad de los particulares hacia el uso posterior que se haga de su información, por parte de terceros.

Todos los Avisos de Privacidad, en México, deben indicar al menos, la siguiente información:

  1. La identidad y domicilio del responsable que los recaba;
  2. Las finalidades del tratamiento de datos;
  3. Las opciones y medios que el responsable ofrezca a los titulares para limitar el uso o divulgación de los datos;
  4. Los medios para ejercer los derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación u oposición).
  5. En su caso, las transferencias de datos que se efectúen, y
  6. El procedimiento y medio por el cual el responsable comunicará a los titulares de cambios al aviso de privacidad, de conformidad con lo previsto en esta Ley.

El aviso de privacidad debe ponerse a disposición de los titulares a través de formatos impresos, digitales, visuales, sonoros o cualquier otra tecnología.

Ahora ya lo sabes, la próxima vez que uses algún medio de comunicación y te indiquen si quieres conocer el Aviso de Privacidad, recuerda, tomar nota para qué usan tus datos y que sean acorde con el servicio que te brindan; las opciones para limitar el uso o divulgación de los mismos y, no olvides anotar el correo donde puedas ejecutar tus derechos ARCO. Ejerzamos el derecho de defensa y protección a la privacidad, ¡Hagamos conciencia!.

Hasta la próxima.

Por Viridiana Aguijosa