Cuando queremos tapar el sol con un dedo

Jamás imaginé que se pudiera tapar el sol de día y que se hiciera prácticamente de noche. Recuerdo el primer eclipse que vi por primera vez en mi vida: fue tanta mi curiosidad que contaba las horas, minutos y segundos para poder verlo; pero no contaba con los lentes adecuados así que fui y miré el reflejo de la alberca. Fue una sensación tan emocionante y al mismo tiempo tan escalofriante que no se me olvida. Tal vez algunos de ustedes también recordarán ese acontecimiento.

¿Cómo lo comparo con la actualidad? En la actualidad ya podemos enterarnos de diversos tipos de sucesos como este porque tenemos nuestras redes sociales. Es más: cada uno de nosotros puede convertirse en reportero tan solo teniendo un dispositivo porque la mayor parte del tiempo estamos conectados y compartiendo acontecimientos, no nada más sobre lo que pasa en la sociedad, sino que también estamos compartiendo acontecimientos de nuestra propia vida sin tener la conciencia de las consecuencias que esto detona. Recordemos que una vez que compartes algo en internet esto deja de ser de tu propiedad y corres el riesgo de que, al igual que un eclipse, nuestra vida se vuelva obscura por un momento, ya sea por un descuido o por una irresponsabilidad.

A veces los padres no estamos preparados para afrontar los peligros y las amenazas, pero sí estamos conscientes de que existen. Pasa igual que en la naturaleza: las personas somos muy dadas a decir que vamos a aprender de los errores, pero sería mejor aprender a prevenirlos. Es por ello que debemos estar cien por ciento informados en esta era digital, sobre todo en lo que concierne a la implicación de estos riesgos y amenazas que pueden dejar marcados a nuestros chicos. Cuando vi en YouTube un video de una pequeña que bailaba reggaetón sin ninguna malicia me pregunté “¿quién la habría grabado?” Y al enterarme de que fueron sus padres en una fiesta de cumpleaños de la pequeña aplaudiendo el gran espectáculo, me di a la tarea de investigar: ¿qué pasa cuando subes ese tipo de videos? Hoy por hoy los pederastas están a la orden del día, obteniendo y recopilando videos como el que les platico y que van desde un baile del colegio hasta la fiesta en la alberca, para poder ofrecerlos en su repertorio de pornografía infantil.

Lamentablemente, no podemos darnos cuenta de ello, es por eso que los pongo en alerta para que cuiden la intimidad de sus pequeños y adolescentes, ya que al grabarlos y al subirlos a un canal corren el riesgo de que su video sea material de pornografía. Papás, no pongan de carnada a sus hijos para los depredadores de la red.

No quiten el dedo del renglón de estar supervisándolos continuamente, ya que si ellos también tienen dispositivos con datos son capaces de subir videos en algún canal o red social en cualquier momento, exponiendo su intimidad, regalándola a cualquier ciberdelincuente o pederasta sin que se den cuenta. La comunicación es muy importante en familia; cuida la huella digital de tus menores y adolescentes, recuerda que una vez expuestos ya no podrás tapar el sol con un dedo.

“Nadie descuida lo que le importa…”

Por: Lupita Mejía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>