El baúl de los recuerdos ya no es privado

La identidad personal se va construyendo desde nuestro nacimiento. Conforme nos desarrollamos vamos identificando y formando características y cualidades de nosotros mismos.

¿Cuántas de nuestras generaciones guardaban fotografías que nos identificaban en cada una de nuestras etapas de desarrollo, en el famoso “baúl de los recuerdos”? Un dato curioso era que en su momento solo los familiares y amigos muy allegados eran los afortunados en poder disfutarlas, sin tener acceso a ninguna copia, pues la privacidad de esas fotografías era fundamental.

Ahora nuestro mundo y la privacidad ha cambiando, vivimos en la era digital. Muchas de las fotografías de nuestros hijos se encuentran circulando en redes sociales al ser compartidas por nosotros o sus abuelos, tíos, amigos, etc., muchas veces sin su consentimiento. Sabemos que la felicidad de capturar y “compartir” ese recuerdo o algún momento tan especial nos “gana” y además lo vamos a tener ahí para siempre, sin embargo debemos ser sumamente cuidadosos de cuidar su intimidad, ya que ellos aún no tienen la oportunidad de elegir ni autorizar el contenido de sus publicaciones. Esta situación además puede serles incómoda, ya que a los niños no se les permite técnicamente registrarse en la mayoría de redes sociales hasta que cumplen 13 años, lo que significa que algunos adolescentes que respetan las reglas se sorprenden cuando finalmente se conectan pues encuentran material sobre ellos del que ni se imaginaban.

Les platicaré de lo que es el sharenting. Este término surge de la combinación de las palabras en inglés share (compartir) y parenting(criar) y hace referencia a compartir fotografías o videos de las etapas más valiosas de la vida de tus hijos menores de edad, en redes sociales y sin su permiso.

¿Qué peligro puede existir?

Solo imagina que se filtraran las fotos de tu bebé. Cualquier persona podría “googlearla” y buscar su nombre utilizando sus fotografías.

Otro riesgo potencial de hacer sharenting es el «secuestro digital», donde extraños toman fotos públicas de niños y las utilizan con fines sexuales o fraudulentos.

Sé que puedo sonar paranoica, pero es un riesgo real, así que piensa muy bien antes de compartir.

Safe Internet Day, organismo que promueve la seguridad en Internet, publicó el pasado febrero los resultados de una encuesta donde se comparten las experiencias que los jóvenes tienen en línea. Los hallazgos que rodean al consentimiento y la salud mental fueron reveladores: el 81% de los niños de 8 a 17 años de edad dijeron que sabían cuándo y cómo pedir permiso para publicar algo sobre otra persona. Cuando se compartió algo sin su consentimiento, a una pequeña proporción no le importó (15%), pero el 44% se sintió enojado y un 46% más se sintió ansioso o sin control.

Sharenting

Según la Universidad de Michigan, el 56% de los padres carga fotografías en redes sociales potencialmente vergonzosas de sus hijos, que pueden afectarle a éstos en cualquier etapa de su vida, interfiriendo en su vida social.

Debemos cuidar y respetar la integridad de nuestros pequeños por sobre todas las cosas. Creo que a ninguno de nosotros nos gustaría que compartieran fotografías sin nuestro consentimiento, recordemos que en un futuro dejará huella en nuestros hijos, no estamos seguros de que no vayan hacer uso de éstas para causarles algún daño. Por otro lado, debemos proteger su identidad ya que se puede convertir en un riesgo que publiques sus vidas enteras. Recuerda que una vez que se comparte algún contenido en redes sociales ya no se recupera. Te invitamos a que tomes tus precauciones y evites momentos incómodos en su vida, cuida que el “baúl de tus recuerdos” no caiga en manos de desconocidos o peor aun de ciberdelincuentes.

Aquí te demos algunas de nuestras recomendaciones:

  • Pregunta a tu familiar o amigo si está de acuerdo en que subas fotografías donde aparece su hijo menor de edad. Recuerda que también deben pedirte consentimiento y autorización de publicar en redes sociales las fotografías de tus hijos menores de edad.
  • No compartas fotografías graciosas de tus menores ya que podrías ocasionarle un problema de ciberbullying en el futuro y dañar su autoestima, se consciente de que puedan ridiculizar su identidad más adelante. Si tienes dudas sobre la publicación, pregúntate si sería apropiada la fotografía si fuera un adulto. Si a un adulto le parece embarazoso, entonces será embarazoso para tu hijo cuando sea adulto.
  • Cuida los comentarios que hagas sobre ellos. Sabemos que siempre lo harás con el mejor ánimo, sin embargo si éstos pudieran desencadenar una reacción emocional negativa déjalos fuera de las redes sociales.
  • Si al final decides publicar fotografías o videos de tus hijos, revisa tu configuración de privacidad y asegúrate de que solo las personas que deseas que lo vean puedan hacerlo. Las fotografías de menores no deben ser públicas y recuerda que si etiquetas a alguien sus amigos generalmente también pueden ver la publicación.
  • No tomes fotografías del menor que identifique el lugar dónde estudia o realiza alguna actividad extracurricular, alguien puede seguir sus pasos sin que te des cuenta.

“Cuida la identidad de tus pequeños, no marques su futuro” 

Por Lupita Mejía

Comunicación: factor elemental en la familia cibersegura

La comunicación está presente en nuestras interacciones, ya sea que éstas sean presenciales o virtuales. 

En uno de nuestros artículos se señalan los extremos que pueden existir alrededor de la comunicación. Hay personas que puedan dar poca o nula importancia a la interacción y, en consecuencia, evitar la  comunicación,  y otras que procuran la cercanía física y emocional y que llegan a sobre involucrarse a través de la comunicación. Sin embargo ante estas dos polaridades, cabe cuestionar los aspectos que facilitan una comunicación adecuada y la manera en que ésta cobra importancia al hablar de “familias ciberseguras”.

Una comunicación adecuada y que favorece la confianza y la supervisión entre padres e hij@s está caracterizada por los siguientes elementos:

  • Promover la escucha ,
  • mantener interés por vano o simple que parezca lo que te comunique, 
  • reconocer la confianza que te tiene tu hij@ por haberte comunicado algo por malo o inadecuado que sea,
  • empatía y respeto, 
  • mantener contacto visual para que tu hij@ capte que es visto y que realmente existe para ti,
  • respetar sus sentimientos y pensamientos,
  • evitar criticas a pesar de que hubiera motivo, recuerda que si lo criticas es muy probable que después, ya no quiera platicar contigo, 
  • no interrumpir.

Conforme desarrolles estas habilidades, te darás cuenta que  podrás mantener un contacto respetuoso con tu hij@ y podrás estar más enterado de las actividades que elige y, en consecuencia, podrás contar con más elementos para intervenir cuando sea necesario.

Esperamos que estos elementos faciliten la comunicación madre-hij@/ padre -hij@ y también los puedas aplicar en el ámbito cibernético, en donde los chicos y chicas cada día están más expuestos, pero que cuenten con la seguridad de que serán escuchados, comprendidos y apoyados por sus madres y/o padres.

Por Gabriela Oseguera

¿Feliz Día del Niño?

La infancia y la juventud conforman la población más vulnerable frente a la pobreza, la inseguridad y la violencia. La “generación Z”.

¿Cuántos de los 39 millones de menores de 18 años que hay en México pasarán un “feliz día del niño” este 30 de abril?

Son la generación que nació después del año 2000; la generación que viviría un México mejor, producto de la alternancia política. Esa generación que ya no creció en el régimen autoritario del partido único que gobernó durante casi todo el siglo XX.

Cuando los políticos de los años 90 prometían que los mexicanos tendrían un mejor futuro, se referían a ellos, los nacidos después del “cambio democrático”.

Y sin embargo hoy, abril de 2019, el 51 por ciento de esa población vive en situación de pobreza; casi cuatro millones, en pobreza extrema. Más de la mitad de ellos dice sentir inseguridad en las calles y una tercera parte sufre algún tipo de maltrato o violencia.

Las políticas públicas no le han hecho justicia a los más jóvenes de México; incluso aquellas diseñadas especialmente para atenderlos.

Dice el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social, en su medición de 2016, que a pesar de que ha habido una reducción de la pobreza infantil, éste sigue siendo el sector poblacional más vulnerable frente a las carencias de todo tipo. Con un dato preocupante:el 91 por ciento de las niñas, niños y adolescentes indígenas de México vive en situación de pobreza.

Advierte la Red para los Derechos de la Infancia, en un comunicado difundido el pasado viernes, que 285 menores fueron asesinados en el primer trimestre de 2019; 3.2 casos por día. Y que entre 2015 y 2019 han muerto por homicidio doloso 4 mil 299 menores de edad.

Al concluir el sexenio de Enrique Peña Nieto, la REDIM había descrito así la situación del país: “un baño de sangre, miles de desaparecidos y el miedo en la piel de todas las personas; en particular niñas, niños y adolescentes, que nunca habían vivido en un país tan peligroso, con tanto riesgo y con tanto dolor… el balance es totalmente negativo”.

Ahora, al inicio del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, la REDIM alerta que no han disminuido los niveles de violencia que afecta gravemente a la niñez y a la juventud. Además, sugiere que la creación de la Guardia Nacional mantiene la misma estrategia de militarización que ha generado más violencia en los últimos 12 años.

En diciembre de 2018, UNICEF publicó su informe “Los derechos de la infancia y la adolescencia en México”, y en él advertía que seis de cada 10 personas de 1 a 14 años habían experimentado algún método de disciplina violento.

Además, la organización internacional mostraba otros problemas que afectan a los más jóvenes, como la deserción escolar, la educación deficiente y problemas de salud y alimentación. Tres de cada 10 adolescentes de 15 a 17 años están fuera de la escuela; 8 de cada 10 alumnos de Sexto de Primaria no alcanzan los logros esperados en lenguaje y comunicación; uno de cada diez menores de 5 años padece desnutrición crónica, y uno de cada tres de 6 a 11 años presenta sobrepeso y obesidad.

Las mexicanas y mexicanos pertenecientes a la llamada “Generación Z” dicen estar preocupados por la inseguridad, la violencia, la corrupción, la discriminación y la falta de equidad entre hombres y mujeres. Según la más reciente Consulta Infantil y Juvenil hecha por el Instituto Nacional Electoral, los post milenial no se sienten seguros en la calle (del 47 al 56 por ciento, según el rango de edad), en la escuela (11 a 13 por ciento), y algunos ni en su casa (4 por ciento). Con un dato revelador de los tiempos que corren: el 46 por ciento de los niños de 10 a 13 años, y el 43 por ciento de los de 14 a 17 años dijeron no sentirse seguros en el espacio virtual de internet.

La consulta del INE arroja otros datos que deberían prender las alertas de autoridades y legisladores: el 14 por ciento de los menores de edad dijo haber recibido algún tipo de maltrato o violencia. Los niños de 6 a 9 años reportaron que la principal violencia que sufren son los golpes, principalmente en el hogar. De cada 10 adolescentes que mencionaron sufrir violencia, uno considera haber sido víctima de violencia sexual. Desde la adolescencia, las mujeres se sienten mucho más inseguras en la calle, en el trabajo o en internet, que los hombres. Sólo el 10 por ciento de los adolescentes de 14 a 17 años confía en la Policía, y el 12 por ciento en el Ejército.

Son muchos los datos que dejan ver que “el futuro” no fue lo prometido. Muchos los indicadores que nos obligan a preguntarnos: ¿qué país les dejamos a nuestras niñas, niños y adolescentes?

Algo falló, para que la generación de la alternancia democrática terminara siendo la generación de la guerra contra el narco, la generación del bullying y el ciberbullying, la generación de los halcones, los “morros del narco” –como diría Javier Valdez–; la generación a la que ahora se atenderá con becas y otros apoyos para que sean los “jóvenes construyendo el futuro”.

El martes 30 de abril, cuando en Palacio Nacional se haga el relanzamiento del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), habrá que ver qué otras promesas se le hace a la generación Z.

Ante un presente que se jodió, seguramente les prometerán, otra vez, que el porvenir será mejor.

Fuente: Aristegui noticias

Más información en: https://aristeguinoticias.com/2804/mexico/feliz-dia-del-nino/

Menores de entre ocho y 12 años, el grupo más vulnerable al ciberacoso

Tener mayor educación digital permitirá tener mejores herramientas y poner freno a esta práctica, especialista.

El director de la División de Humanidades y Educación del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, Fernando Gutiérrez consideró que los datos del reporte del Inegi sobre ciberacoso muestran una tendencia que se da alrededor del mundo, ya que el Instituto DQ realizó un estudio en donde se reveló que durante el año pasado 56% de los niños de entre ocho y 12 años estuvieron expuestos a algún riesgo en el ciberspacio.

“Ya fuera ciberbullying, contactos para tener conversaciones con fines sexuales o convencerlos de salir de su casa con el fin de plagiarlos, ya fuera para pedir un recate o integrarlos a las redes de trata de personas; en el caso de México, los datos de este análisis arrojaron que 41% de los menores en ese rango de edad está expuesto a estos riesgos”. 

El especialista dijo que estas cifras pueden crecer con el paso de los años conforme haya mayor cobertura de internet en el mundo, por ello es necesario que exista mayor educación sobre el uso adecuado de la red, sobre todo en los menores de edad que son quienes tienen menos herramientas para distinguir los factores de riesgo. 

“Cambiar de número de teléfono, cuentas de correo electrónico o redes sociales son soluciones que se podrían denominar ‘aspirínicas’ porque no ofrecen una solución a largo plazo, pero si tenemos mayor educación en competencias digitales podemos tener mejores herramientas para defenderlos”. 

Consideró también que una ventaja que hay sobre los acosadores es que muchos de ellos no son profesionales en el ciberspacio, con lo que dejan varias pistas que pueden ser seguidas por las autoridades y dar con su paradero y detener sus actividades ilícitas. 

Abundó que movimientos generados en redes, como #MeToo, son ejemplo de la gravedad del acoso que actualmente se vive, no sólo en el ciberespacio, pero éstos no sólo tendrían que quedarse en las redes, sino llegar hasta las autoridades. 

“Este tipo de movimiento han servido para que las personas puedan expresar su malestar ante una situación, lo cual es positivo, pero no debe quedarse ahí, sino ratificarse ante las autoridades correspondientes, para que tampoco haya acusaciones en falso. Creo que quienes administran esas redes deberían invitar a los denunciantes a también acudir ante las autoridades”, concluyó. 

De acuerdo con los datos del Inegi, la población mexicana de entre 12 y 19 años que padecieron algún tipo de acoso fue de 79.9 por ciento, el restante 20.1 por ciento dijo que no vivió esta situación. Esto mismo ocurrió en el rango de edad inmediato, el cual se ubica de los 20 a los 29 años, con el mismo porcentaje de víctimas de ciberacoso.

Fuente: Publimetro

Más información en https://www.publimetro.com.mx/mx/noticias/2019/04/10/menores-ocho-12-anos-grupo-vulnerable-al-ciberacoso.html

Packs gratis en 30 segundos

Las nuevas generaciones están constantemente descubriendo infinidad de herramientas digitales para manipular y compartir información, un claro ejemplo es lo que está sucediendo con los packs: en menos de 30 segundos la entrega es gratis para uno o más destinatarios.

¿Qué son los packs?

Es una modalidad para compartir pornografía entre niños y jóvenes adolescentes, la cual consiste en enviar y compartir un paquete de fotos o videos íntimos y comprometedores, mediante una red social de manera individual o en grupos cerrados.

En un inicio, el adolescente accede enviar sus packsa su pareja sentimental, mejor amigo(a) y grupos de su “confianza”, pero ¿qué pasa cuando esta situación sale de control? El famoso packse vuelve viral y llega en menos de 30 segundos a manos de cualquier destinatario, es ahí donde se agrava el problema. Desgraciadamente muchos usuarios en redes sociales que decidieron compartir sus packsquedan expuestos a que sin su consentimiento se viralice su intimidad, con el riesgo de ser acosados y amenazados por sus contactos o peor aún por perfectos extraños.

Desafortunadamente esto ocurre en cualquier nivel socioeconómico, mientras el adolescente cuente un dispositivo propio es aun más probable que en algún momento acceda a enviar un pack, ya sea por necesidad de aceptación, por darle gusto a la pareja o simplemente por mera diversión. En muchas ocasiones, como lo mencionaba anteriormente, esto puede empezar con un grupo de amistades, las cuales no pueden garantizar mantener control permanentemente de dicho material, ya que en algun momento alguna de ellas puede decidir compartirlo con alguien más “no autorizado” y sin el consentimiento de la parte afectada. Por ello es muy importante vigilar los perfiles de nuestros hijos, ya que el lenguaje que los adolescentes manejan hoy en día es muy variado. Si en alguna ocasión llegan a escuchar frases como – pasa el pack papu– o – pasa el zelda-,  puede significar un foco de advertencia. Es muy importante mantenerse alerta y recordarle a tu hijo(a) que su intimidad no puede ser compartida con nadie ya que están poniendo en riesgo su integridad, lo cual puede detonar acosos, amenazas o peor aún trata de personas. No le dejes la responsabilidad a alguien más.

Recomendaciones:

  • Tienes la obligación de revisar los dispositivos que manipulan tus hijos menores de edad, aunque sientan que es de su propiedad.
  • Monitorea redes sociales de tus adolescentes, para saber cuáles son las amistades con las que se está relacionando de manera real y virtual.
  • Platica abiertamente de lo que son los “packs”, es mejor que esté informado por ti, a que sea exhibido por alguien.
  • Inculca valores y principios para que nadie pueda dañar su integridad, así como él tampoco la de los demás. 

Empieza a sembrar responsabilidad y conciencia en tus hijos, te aseguro que cosecharás seguridad y confianza en ellos.

LML

Por Lupita Mejia

Facebook: El libro de tu vida

Facebook es una de las redes sociales más populares en internet. Para obtener una cuenta y comenzar a escribir el libro de tu vida, deberás crear un perfil el cual te solicita datos personales como: nombre, edad, fecha de nacimiento, teléfono, lugar de trabajo, colegio, por citar algunos de ellos, y por supuesto tienes la posibilidad de modificarlos cuando lo requieras. Una vez creado tu perfil ya puedes publicar en el libro de tu vida cualquier información, pero ¿qué sucede cuando los usuarios no llegan a medir las consecuencias del peligro que pueden detonar sus publicaciones?, porque recuerden que una vez publicado jamás será recuperado.

Debemos tener precaución en el manejo de la información que publicamos. ¿Cuántos de nosotros somos usuarios de Facebook y hemos compartido publicaciones de algún viaje, el auto nuevo, eventos escolares de nuestros pequeños, fechas de cumpleaños, visitas a restaurantes, selfies? y peor aun lo hacemos compartiendo ubicaciones, sin saber que esto nos puede exponer a un robo de identidad o ciberacoso. Desafortunadamente no podemos estar exentos de estos riesgos, recordemos que no podemos brindar información a cualquiera, creo que nunca compartirías con algun extraño el nacimiento de tu hijo, sus fotografías por etapas o simplemente las llaves de tu casa.

Como padres debemos crear conciencia en nuestros hijos adolescentes acerca del uso responsable de esta red social, recuerda que Facebook requiere que los usuarios tengan una edad mínima de 14 años (en algunas jurisdicciones el límite de edad puede ser superior), siempre y cuando se cuente con la supervisión de algún adulto, ya que es prácticamente como el libro de su vida. Enséñales a ser cuidadosos con la información que comparten, recordemos que su privacidad y la de la familia son muy importantes. Y sobre los más pequeños, hagamos consciencia acerca del contenido que subimos a esta red social, sobre todo con sus fotografías, ya que no está en sus manos decidir por sí solos. Está en nosotros que desde un inicio lo hagan de manera responsable, como papás debemos empezar por respetar la privacidad de nuestros hijos, ¿cómo? no publicando todo acerca de ellos.

Nuestras recomendaciones para Facebook:

  • Platica desde muy temprana edad cuáles son las condiciones para el uso correcto de un dispositivo.
  • Promueve en tus hijos el uso responsable de sus redes sociales.
  • Monitorea constantemente sus publicaciones, tal vez los puedas salvar de que en algún momento los acosen o amenacen, o viceversa.
  • Evita compartir ubicaciones, realmente no sabes quién te puede monitorear y con qué fin.
  • Publica de manera responsable fotografías de los menores, recuerda que ellos aun no pueden decidir que publicar de su vida.
  • Nunca ocupes un perfil falso, esto puede traer consecuencias.

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.

Confucio

Por Lupita Mejía

Realizan foro: “Ciber Acoso Sexual Infantil” en Congreso del Estado de Chiapas

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas a 29 de Marzo de 2019.- Buscando generar conciencia sobre la problemática que representan los delitos contra niñas y niños, la diputada Ana Laura Romero Basurto llevó cabo el Foro: “Ciber Acoso Sexual Infantil” el cual fue impartido por Elena del Rosario Torres Villanueva, presidenta de la Fundación “Granito de Arena” en la Sala Mural del Recinto Legislativo.

Al hacer uso de la palabra, la Coordinadora de la fracción parlamentaria del Partido Mover a Chiapas (PMCH), diputada Ana Laura Romero Basurto, planteó la necesidad de legislar contra el delito de Ciber Acoso Sexual Infantil, un tema que consideró delicado y urgente de erradicar.

 La legisladora, aseguró que más allá de las redes sociales, este ilícito está también presente en los centros educativos, en la familia, en la calle; por eso se tiene que avanzar en un cambio cultural de la sociedad, a fin de que se dé el respeto a los menores de edad y no estén a expensas de la delincuencia.

Por su parte el diputado presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), Marcelo Toledo Cruz, agradeció el ejercicio legislativo que se está haciendo para poder trabajar en contra de este flagelo que ataca a un sector de la infancia chiapaneca, sin importar si están en zonas indígenas,

En tanto que la diputada presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo, apuntó que es un tema de sumo interés, donde todos: padres, hijos, maestros, familiares, legisladores, sociedad en general, deben estar atentos a la seguridad e integridad de los menores de edad.

Ambos presidentes del Congreso local, coincidieron en respaldar la propuesta para legislar en dicha materia, ya que es una prioridad velar por los derechos de los infantes, que son ya un presente en esta sociedad, y que representan lo más preciado de cada familia.

Finalmente, la ponente en el foro: “Ciber Acoso Sexual Infantil”, Elena del Rosario Torres Villanueva, planteó sobre la importancia del papel que juegan los diputados de esta LXVII Legislatura, pues la iniciativa con carácter de Decreto que adiciona un capítulo II bis, al título Séptimo del Libro Segundo, Parte Especial, del Código Penal del Estado de Chiapas se encuentra en análisis de las comisiones parlamentarias correspondientes.

Asistieron al acto, Amanda Farfán Ruíz, fiscal de Adolescentes; Adriana Grajales Gómez, Secretaria de Bienestar del gobierno del Estado; María del Carmen Girón, en representación de la Secretaría de Educación; Marina Adela Pérez Ochoa, Enlace De Vinculación y Proximidad Social de la Policía Federal; Gladis Elena Bonifaz Cordero, jefa de la Unidad de Prevención del Delito y Política Criminal; y Tina Robledo representante de la Procuraduría de Niños, Niñas y Adolescentes y la Familia del DIF Chiapas.

Así también, María Isabel Zuart Kerlegand, directora del DIF municipal de Tuxtla Gutiérrez; Nancy Anahí Ulloa Castellanos, Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia del DIF municipal de Tuxtla; Ángel Paulino Canul Pacab, Secretario General de la Sección 40; Patricia de Jesús Cordero García, jefa del departamento de educación inicial de la SEP; María Cruz Gil González, presidenta del DIF Tuxtla.

Cabe destacar que el abuso sexual infantil es una de las formas de maltrato infantil, reconocido en el Artículo 19 de la CDN (Convención sobre los Derechos del Niño) de Naciones Unidas ratificada el 18 de noviembre del 2002. 

Fuente: Congreso de Chiapas

Más información en https://congresochiapas.gob.mx/legislaturalxvii/comunicacion-social/boletines/2430-realizan-foro-ciber-acoso-sexual-infantil-en-congreso-del-estado

Proponen en Tamaulipas cárcel por difusión de “packs” sin consentimiento

La propuesta, formulada por la bancada del Partido Acción Nacional, plantea castigar hasta con 11 años a quien divulgue, publique y difunda material erótico y pornográfico de una persona sin su consentimiento.

Al leer el contenido de la iniciativa, la diputada panista Teresa Aguilar Gutiérrez argumentó que los menores de edad son un blanco primordial en el campo de los ciberdelitos, los cuales son cometidos principalmente mediante su difusión en redes sociales.

Las penas propuestas incluyen prisión de seis meses a cinco años y multa de 800 a dos mil veces el valor diario de la Unidad de Medida Actualización, es decir, hasta 168 mil 580 pesos.

Este castigo se incrementaría hasta en una mitad, cuando la víctima fuese menor de dieciocho años de edad, o bien, cuando no tenga la capacidad de comprender el carácter erótico, sexual o pornográfico del hecho que constituye el contenido revelado, difundido, publicado o exhibido.

La iniciativa define como sexting “al intercambio de mensajes, videos y fotografías con contenidos eróticos o sexuales con el consentimiento de las dos partes para el intercambio de ese material, a través de aplicaciones digitales, que habitualmente se realiza de manera íntima; aunque puede llegar a manos de muchos otros usuarios, si no se respeta esa intimidad. Derivando de esta conducta ‘los packs’ con el único objetivo de causar un menoscabo en la dignidad de los involucrados”.

Es importante señalar que cuando existe una divulgación masiva de esta índole en las redes sociales, sin control ni consecuencia jurídica, afecta la imagen, la autoestima y el honor de las personas, expuso Aguilar Gutiérrez.

La iniciativa penaliza además el ciberacoso con fines sexuales y el llamado grooming, definido como acecho sexual donde previamente ha habido una estrategia de acercamiento con el fin de ganarse la confianza del menor por parte del depredador sexual para luego chantajearlo.

Fuente: Proceso

Más información en: https://www.proceso.com.mx/581196/proponen-en-tamaulipas-carcel-por-difusion-de-packs-sin-consentimiento

¿Cuánto tiempo puede estar expuesto un bebé a un smartphone? Nada, según la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió este miércoles sus primeras directrices sobre el tiempo que los niños menores de 5 años deberían pasar frente a una pantalla al día: No es mucho, y nada en absoluto para los que aún no cumplen un año.

La agencia de salud de Naciones Unidas indicó que los menores de 5 años no deberían pasar más de una hora al día viendo pantallas, y mientras menos tiempo, mejor.

Los lineamientos son un tanto similares a las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría. El grupo recomienda que se evite la exposición a pantallas a los menores de 18 meses, salvo en videollamadas. 

Señala que los padres de niños menores de 2 años deben elegir “programación de alta calidad” con valor educativo que pueda ser vista junto a uno de los padres para que les ayuden a sus hijos a entender lo que están viendo.

Algunos grupos señalan que los lineamientos de exposición a pantallas de la OMS no consideran los beneficios potenciales de los medios digitales.

La recomendación de la OMS “se concentra de más en la exposición y no toma en consideración el contenido ni el contexto del uso”, comentó Andrew Przybylski, director de investigación en el Oxford Internet Institute de la Universidad de Oxford. “No todo el tiempo en pantalla es creado de la misma forma”.

El Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil de Gran Bretaña indicó que los datos disponibles no son suficientes para permitirles a los expertos establecer un parámetro del nivel adecuado de tiempo de exposición a pantallas.

“Nuestra investigación ha demostrado que actualmente no hay evidencia que respalde el establecimiento de límites a la exposición a pantallas”, dijo el doctor Max Davie, jefe del Departamento de Mejoramiento de la Salud. “Las restricciones que recomienda la OMS no parecen proporcionales con los daños potenciales”.

La OMS no detalló específicamente el daño potencial causado por exposición excesiva, pero indicó que los lineamientos —que también incluyen recomendaciones de actividad física y horas de sueño— eran necesarios para atender el aumento en los casos de sedentarismo entre la población general.

Destacó que la inactividad física es uno de los principales factores de riesgo de muerte y contribuye al incremento en las tasas de obesidad.

La agencia señaló que los bebés menores a 1 año deben estar boca abajo al menos media hora al día y que los niños mayores deben tener al menos tres horas diarias de actividad física.

Fuente: El Financiero

Más información en: https://elfinanciero.com.mx/tech/cuanto-tiempo-puede-estar-expuesto-un-bebe-a-la-pantalla-de-un-smartphone-nada-segun-la-oms

La curiosidad ante la tecnología digital

La curiosidad es una necesidad emocional y una fortaleza del ser humano que va surgiendo conforme está en contacto con estímulos externos.La curiosidad está caracterizada por un interés por las experiencias y las cosas, la capacidad de encontrar, explorar y descubrir. Dicha fortaleza nos desarrolla como personas, ya que construye nuestro conocimiento, habilidades, relaciones y experiencias. Entre los 3 y 7 años se hace manifiesta la curiosidad cuando escuchamos los constantes “porqués” que demuestran el interés de los niños por comprender y aprender, por dar respuestas a sus interrogantes. Conforme crecen y su capacidad reflexiva es mayor, es esperado que los chicos y las chicas sean atraídos por estímulos nuevos, por situaciones que comparten con sus pares y por cuestionamientos que forman parte de su edad.

Las redes sociales representan hoy en día, una de las tantas alternativas que atraen la curiosidad porque ofrece información sobre la vida de los demás, facilita la búsqueda de información de una manera rápida y ofrece todo tipo de sorpresas, conocimientos, imágenes, ¡muchas veces inimaginables! 

Si bien la curiosidad nos invita a mantener una actitud de descubrimiento y admiración ante la vida, también nos puede exponer a información que, según la edad y los conocimientos, pueda convertirse en inadecuada, es decir, en textos e imágenes poco digeribles e inadecuados para la persona.

Recuerdo el caso de una chica que llegó al consultorio debido a que a sus 10 años fue inducida por sus amigas para ver una serie cuyo tema central era la prostitución, y a pesar de que esta chica contaba con las advertencias y valores bien infundados de parte de su familia, la curiosidad le ganó y acabó viendo la serie durante 6 meses aproximadamente. 

Cuando su tía se dio cuenta y le comentó a su mamá, su primera reacción fue de enojo y frustración al darse cuenta de que su hija no había seguido sus indicaciones y había perdido su confianza. Por su parte, el padre de la chica mostró decepción y enojo al no poder comprender las razones que llevaron a su hija a ver dicha serie durante tanto tiempo. De entrada, les reconocí su disposición para que, a pesar del enojo y la decepción, ambos estuvieran buscando ayuda psicológica para hacer de dicho evento, una posibilidad de aprendizaje y crecimiento tanto a nivel individual como familiar. También se llevó a cabo un trabajo psicoeducativo para abordar el tema de la sexualidad con el fin de, comprender la curiosidad que surgió alrededor de dicho tema, aclarar dudas y diferenciar los elementos que forman parte de la prostitución, diferentes a los que conforman una educación sexual sana.

Este caso, nos confirman que la curiosidad puede llevar a nuestros hijos a tomar caminos que de momento no sean los adecuados para su desarrollo emocional, sin embargo, sucesos como éstos se convierten en una posibilidad para analizar cuestiones de confianza, comunicación, apertura o rigidez, entre otros, dentro del ámbito familiar. 

Si tu, llegas a enfrentar una situación parecida, ojalá y puedas comprender la curiosidad por encima del enojo y puedas también pedir ayuda profesional para que cada miembro de la familia cuente con un espacio para expresar sus emociones y para recibir en orientación psicoeducativa y atender las necesidades emocionales correspondientes. No estás sol@, déjanos acompañarte y guiarte cuando te sientes enojad@, impotente y frustrado

Por Gabriela Oseguera